Menú Portada
No me moverán

¿Pagan ahora impuestos los despedidos por su indemnización?: Sí, salvo en unos mínimos exentos

Junio 30, 2014

, las indemnizaciones por despido pagan impuestos ahora. Salvo para una parte exenta: las indemnizaciones establecidas en la ley laboral como mínimas. Cifras que para la mayoría de los despedidos antes de la Reforma Laboral de 2012 era el equivalente a 45 días de salario por año trabajado hasta un máximo de 42 meses; y después de la Reforma 33 días con un máximo de 24 meses.

Hay unos despidos, los de Alta Dirección que el mínimo exento es menor: 7 días por año con un máximo de 12 meses si se trata de una modalidad de ruptura de la relación laboral llamada desistimiento. El desistimiento significa que ha quedado rota esa relación por falta de confianza entre empleador y empleado. Es una característica de los Contratos de Alta Dirección ya que según la ley están basados en la mutua confianza entre las dos partes de los mismos.
 

Sin embargo, ese desistimiento se puede cambiar por despido objetivo, en cuyo caso la parte exenta de impuestos son 20 días por año con un máximo de dos años. Así que, muchas veces, el desistimiento es trucado por despido objetivo cuando se negocia la ruptura laboral para aumentar la parte exenta de tributación.

 

Por contra, lo que pretende la Reforma laboral de Montoro es que disminuya la parte exenta; que pague toda indemnización que supere los 2.000 euros por año de trabajo ¿Justo? Depende de cómo se miré.

 

Las grandes indemnizaciones deben pagar

 

Supongamos que un Alto Directivo tiene una indemnización de 300.000 euros pactados en su contrato de Alta Dirección. Cómo ha trabajado diez años en la empresa, con un sueldo de 150.000 euros, si se le “desistiera” tendría una parte exenta de impuestos de 28.000 euros (7 días de salario por diez años, setenta dias). Un ahorro de casi 14.000 euros porque su tasa media del IRPF casi es el 50%, con el marginal más alto para sus últimos tramos de ingresos. Si, por alguna razón, se colocara casi enseguida, ese ahorro seguiría a su favor a pesar de que ganase ese año incluso más de los 150.000 euros por su nuevo trabajo. Pero si en lugar de desistimiento consiguiera que el despido fuera por motivos objetivos, la parte exenta sería de 84.000 euros y el ahorro fiscal de casi 42.000 euros.

 

Esto es lo que han visto los técnicos de hacienda. Ya que con su nueva propuesta la parte exenta sería sólo de 20.000 euros para todo caso y el ahorro de impuestos sería só<span>lo de unos 8.000 euros. Con lo cual el Fisco recibiría 6.000 euros más en el caso de desistimiento y 34.000 si fuera despido objetivo.     

 

Con este ejemplo se ve que la actual situación es injusta, porque otro ciudadano que cobrase lo mismo por su trabajo pagaría más a Hacienda, con los mismos ingresos. Con la nueva regulación seguiría siendo injusta, pero menos, porque el Alto Directivo pagaría más.

 
¿Y las indemnizaciones pequeñas?
 

Sin embargo para despidos con poca indemnización, salarios pequeños, de menos de 20.000 euros, la parte exenta disminuye poco, pero disminuye. salvo para salarios por debajo de 12.000 euros anuales.

En los salarios mayores las partes exentas con la nueva regulación van disminuyendo cada vez más cuanto más se cobra, si se compara la actual regulación con la propuesta por Montoro. Por tanto puede decirse que es una Reforma progresista. Entonces ¿por qué se quejan los partidos de izquierda, los sindicatos y los medios llamados progresistas?
 

La comunicación del Gobierno es un error y eso le obligará a rectificar

 

Porque en un mundo de la comunicación on-line los mensajes deben ser simples. Cuando hay que explicarlos mucho es difícil que lleguen adecuadamente a los ciudadanos. Lo que ha entendido la ciudadanía es que los despedidos, aquellos que se quedan sin trabajo, tienen que pagar por lo que reciben para sobrevivir en una época en que crece el desempleo. Parecería que el Gobierno quisiera exprimir a los más desgraciados, cuando, como he demostrado, no es así.

 

Pero el mal comunicativo ya está hecho. Por eso, lo más normal es que el PP, a la vista de la mala imagen que le da la propuesta de Montoro, es probable que la retire o, al menos, la rectifique. Si no, al tiempo. 

 

J.R. Pin Arboledas. Profesor del IESE, Cátedra de Gobierno y Administración Pública.