Menú Portada
Mi reducto

Oliart deja KO a De la Vega en TVE

Enero 24, 2010

Llegó Alberto Oliart a la presidencia de RTVE y, con él, llegó el caos. Y los malos modos. Lleva escasos dos meses al frente de la Corporación pública y ya dejado ver su mal carácter. Aseguran que siempre que alguien le contradice o crítica su gestión se agarra unos cabreos monumentales. Y al menos así lo asevera su actitud tras comunicar al Consejo de Administración de RTVE su decisión de destituir a Pons como director de TVE. El cesado, al que le llueven las ofertas y que agradece su cese porque percibirá una indemnización próxima a los 140.000 euros, cometió el pecado de no comulgar con las directrices de programación emanadas de Moncloa para favorecer a las privadas. Ya lo dijimos desde estas páginas: Rodríguez Zapatero quería un presidente de la RTVE que no supiera y un director que no sintiera, que no tuviera corazón. Y Pons ha demostrado ser un profesional.
Y como, al parecer no quiere profesionales, de los de verdad, de los de La Casa, ha autorizado el nombramiento de hasta ocho ajenos a la plantilla, siete de ellos “de la calle”. A saber:  Silvia García Malsipica, directora del Gabinete Técnico de Presidente; Silvia Delgado de Torres Esteban, directora de Coordinación de Contenidos ; Alfredo Parra García Moliner, director de Asesoría Jurídica; José Agustín Anta Ruiz Hidalgo, director de Tecnología y Sistemas de Producción Audiovisual ; Eloy Acosta Toscano, subdirector de Sistemas IRTVE; Luis Antonio Jiménez Santos, subdirector de Intercambios y Catalogación ; Fernando Javier López Puig, director de Ficción, y María Concepción Estremera Sáez, subdirectora de la 1 y de la 2.
 
De todos los mencionados, sólo es fijo de la Corporación Fernando Javier López Puig. García Malsipica era la Directora de la Asesoría Jurídica; Alfredo Parra procede de SEACEX (Sociedad Estatal Acción Cultural Exterior), en cuyo Consejo de Administración ocupaba el cargo de secretario y Carmen Cafarell, ex directora del Ente Público, como miembro del mismo. Eloy Acosta Toscano llega del Departamento de Sistemas de Prisacom.com.
 

Más para algunas privadas

Y desde los pasillos de Prado del Rey, como desde los de El Pirulí, todos apuntan hacia el director general Jaime Gaiteiro como “máximo responsable de todo el desaguisado que hay montado con la ayuda necesaria de la Directora de Recursos Humanos, Marta Bretos”. Siempre para favorecer a las privadas. Dios los cría, ellos s juntan
 
Alberto Oliart no es hombre de De la Vega. Es una imposición de su líder, Rodríguez Zapatero. Y él, Oliart, se siente con las fuerzas suficientes para imponer su criterio. Y si la vicepresidenta primera del Gobierno tiene el encargo de ZP de que nada ni nadie perturbe su mandato de seis meses al frente de la UE se encuentra, a estas alturas, con que algunos sindicatos de la Corporación, convocan movilizaciones y hasta huelga (palabra maldita en el PSOE de Zapatero, de la UGT y de CC.OO. de Méndez y Toxo).
 

Todo, no por España 

Razones no les faltan a los trabajadores: “pérdida de producción propia, la externalización de servicios, la externalización oculta de los programas de RNE a través de los contratos mercantiles, el exceso de nombramientos de Directivos externos, la perversa aplicación de las tasas al personal de RTVE y la paralización de la financiación de RTVE por Bruselas”.
 
Ahí, ahí, en Bruselas, es donde le duele a Zapatero y, por ende, a su vicepresidenta. Ella, será cuestión de igualdad, es la encargada de arreglar este desaguisado. Y estaremos a la expectativa de lo que sucede, por ejemplo, con la publicidad encubierta que aún mantiene Televisión Española; del futuro de Carmen Sevilla al frente de “Cine de Barrio”; y cómo explicara Rodríguez Zapatero, eso sí, en el Palacio de la Moncloa, a Paolo Vasile la descalificación de Karmele Marchente, Pop Star Queen, como candidata a representar a España en Eurovisión. Todo por la presidencia de la UE…que no por España.