Menú Portada
Otras opiniones

¡Ojo! Mariano

Junio 19, 2011

Rubalcaba, Alfredo para las bases, ha demostrado ser el político de más recursos en las últimas dos décadas, manejando partido y Gobierno, cocinero y camarero, con tremenda habilidad, sin sufrir en apariencia el desgaste del ejercicio del poder.

Como si no viajara en ese barco, se presenta, ante el naufragio del PSOE, como almirante de otra flota, la buena, la que sí sabe gobernar. ¿Inerme? No lo esperen:

1) ¿Es la mano que mece la cuna del 15-M? Desde luego, siendo quien debiera poner coto a ciertos abusos de “expresión”, parece que más bien contemporiza con los pocos miles que pretenden representar más que los muchos millones de españoles que han elegido a sus representantes en las urnas (desgraciadamente sin listas abiertas).

Lo que frente a una dictadura es un ejercicio de demanda de libertad, en una democracia puede convertirse en un secuestro de la legitimidad. Unos pocos, que hacen más ruido, se erigen en representantes de la “verdadera” voluntad popular. Que miedo.

2) Pero lo más grave ocurre en el norte. Bildu manda en muchos ayuntamientos y etarras presos salen libres aunque siguen presos. Con una pulserita. O sea, yo mato a uno que no me cae bien, voy a la cárcel y sin cumplir mi condena me sueltan a la calle, pero con una pulserita. Soy preso pero estoy libre. Llamadme torpe, pero no lo pillo.

Parece que el terreno está preparado para el advenimiento de Rubalcaba “el pacificador”, el que firma el fin de ETA con una mano y sin importar el precio, y con la otra amansa a los indignados, regalándoles cualquier chuche. Ojo Mariano.

Enrique García-Mauriño