Menú Portada
Otras opiniones

Nuevo romance: Chenoa y David de María

Abril 8, 2010

Está en uno de sus mejores momentos, a pesar de que sigue conservando ese carácter refunfuñón que le caracteriza. Chenoa está de enhorabuena. No sólo porque su nuevo trabajo discográfico, Desafiando la gravedad, está teniendo mucho más éxito de lo esperado, sino porque desde hace un tiempo su corazón late a contracorriente. Me cuentan que la mallorquina, que vivió un momento sentimental imborrable junto al almeriense David Bisbal, está de nuevo ilusionada. Al menos es lo que aseguran quienes le han visto más que desatada junto al también cantante David de María con el quecomparte algo más que afición por la música. Se conocieron hace ya algún tiempo, pero insisten en que su amistad se transformó en ilusión, no lo llamaría amor, cuando ambos grabaron la versión a dúo del ‘No quiero problemas’ que popularizó el guapo cantante hace un par de temporadas. A pesar de la fama, hay quien todavía sigue perplejo ante la actitud más que cariñosa que demostraron hace algunos días durante la Semana Santa jerezana. David y se profesaron todo tipo de gestos, miradas, toqueteos e incluso apasionados besos que dejaron boquiabiertos a propios y a extraños. Más cuando los vieron agarrados de la mano en ‘La Lola’, un bar café que regenta el cantante junto al torero Juan José Padilla y el cantaor ‘El Pipa’ como si no les importara la presencia de miradas indiscretas. Ella prefiere escurrir el bulto cuando alguien le pregunta sobre su ‘amistad’ con De María, pero advierten que no pasará demasiado tiempo hasta que alguno de los dos confirme sin tapujos que lo suyo va hacia adelante. De momento, parece que ambos prefieren vivir su amor en la clandestinidad. Qué pena, porque hacen una pareja realmente interesante. Eso sí, no es de extrañar su hermetismo. Hace unos meses, la mallorquina reconoció en uno de esos actos nocturnos a los que acude que “Ya sabéis que no hablo de eso”, ha afirmado a los periodistas, pero ha querido dejar la puerta abierta a un posible romance que habría llevado con total discreción: “Igual he estado enamorada y no os habéis enterado”. Jugando al despiste..
 
Por Saúl Ortiz (saul@extraconfidencial.com)