Menú Portada
https://track.adform.net/C/?bn=17156992 1x1 pixel counter :
A renglón seguido

Noragüena a los premiados

Diciembre 27, 2016
loteria-navidad

La lotería, que no es obesa a pesar del ingente peso que tiene el volumen crematístico del tradicional premio gordo, y a través de los niñolescentes de San Ildefonso que han deshecho el nudo gordiano de la suerte, ha engordado de forma saciable a un buen puñado de madrileños, ávidos, por la indigencia de su cuenta bancaria, de colmar esos sueños que descansaban en la despensa de los imposibles, y que parecían de dudoso cumplimiento en el devenir de la inextricable existencia.

El triscaidecafobiable número 13, el chico feo que precede en dos casillas a la ´niña bonita´, ha tenido la delicadeza de formar parte de las dos últimas cifras del primer premio. El mundo del revés: ahora resulta que la mala suerte se ha cebado con los que no lo llevaban como numérico sufijo.

Este año el azar no ha dado ni una a derechas, excepto los posibles enjuagues de algunos dirigentes del pépé, y se ha aliado con un puñado de empleados de la empresa del puño y la rosa de Ferraz, que también han sido agraciados, no sin controversia, contraviniendo la norma no escrita de que el décimo termine en 4. ¿Supersticiosa inclinación del fundador Iglesias sénior? Ya no se respetan ni las tradiciones de toda la vida; aunque sean de difuntos. También el pecé granaíno ha resultado socializado con el segundo premio, ´Marximizando´ la alegría con su ´Lenintivo´ empujón.

A todo esto, no puede faltarnos el principal predador que controla desde su atalaya el desarrollo del acontecimiento, protagonista silencioso y licencioso que no descansa en su afán confiscador, un jienense que, con la ¡Noragüena a los premiados!, da rienda suelta a sus inclinaciones por lo ajeno: don Montoro, quien en 2012 instauró la figura de la retención del líquido al paciente… contribuyente del 20% por encima de 2500 euros, medida incorporada como temporal que permanecería durante los nada espirituales ejercicios del “13” y el “14”. Desmemoriado y patrañero.

La “competencia” de la sentencia sobre Cláusulas Suelo

Este año al sorteo navideño le ha salido un competidor de forma adelantada. El Tribunal Europeo ha desdicho al ´omnipoderoso´ Supremo, y donde éste dijo digo, aquél dice Diego. En algún momento de nuestra mudable vida nos hemos planteado el interrogante de ¿Quién juzga al juez? Pues bien, aquí tenemos la respuesta: los togados alguaciles alguacilados.

Las controvertidas cláusulas suelo, que pisoteaban los derechos del cliente, han tocado techo, y las glotonas pero cada vez menos pantagruélicas –reducen sucursales- entidades ´cajísticas´ y bancarias han sido <invitadas> a devolver, a través de los vomitorios del reintegro que debe resarcir a los perjudicados, las cantidades cobradas de más cuando el tipo de interés descansaba por debajo del límite impuesto por los usureros de cuello blanco.

El Padre Ángel  y los Mensajeros de la Paz han premiado a doscientos desvalidos de bolsillo y desprovistos de techo, pero bien provistos de insalubre pobreza energética, con su ´alacena´ de Nochebuena. Otra forma de gordo: Frugal en el tiempo, pero gordo al fin y a los postres.

Paco de Domingo