Menú Portada
Entre alfileres

No puedo con tanto sol, ¿Dónde están mis gafas?

Marzo 12, 2015

Si ya lo dice el refrán, el sol de marzo pega como un mazo, y encima nos ha pillado totalmente desprevenidos; y lo que es peor, sin gafas de sol a mano. Pero, ¿cómo se llevan este año? ¿Puedo repetir las del año pasado? ¿Serán grandes? ¿Pequeñas? ¿De colores?


En efecto, no nos hemos dado cuenta y sin querer nos hemos plantando en el tercer mes del año, en marzo: el mes del viento y del comienzo de las alergias; el mes que manda las nubes al exilio y nos regala un sol demasiado molesto para una retina acostumbrada al gris del invierno; el mes en que despedimos a la estación más fría del año y recibimos a la molesta primavera. El mes, encima, del comienzo de una campaña electoral que nos acompañará durante todo un año.

Un mes, háganme caso, para olvidar si no fuera porque vamos a disfrutar de unas estupendas compras eligiendo con que gafas aliviar nuestras penas. Y lo mejor de todo es que lo conseguiremos gracias a que este año, atención, se llevan las gafas XXL. ¡Biennnnnn! Y, ¿por qué? Se preguntará usted. ¿Por qué se pone tan contenta? Sencillo. Lea. Si un día se levanta con una cara de esas que asusta hasta a los niños, no pasa ni media. Se coloca sus gafas tipo mariposa, (por la forma del cristal -se lo aclaro por sí acaso), tendencia total esta primavera, y a la calle cual si fuera una diva de Hollywood

Una vuelta al pasado

Vuelve lo retro y afortunadamente decimos adiós al logo tan grande como hortera en la patilla, quien se reinventa pequeña, fina y elegante. Recuerdo, por ejemplo, las gafas de aviador que tan bien lucía Tom Cruise en la olvidadiza Top Gun.

Pero mis preferidas, sin lugar a duda, son los anteojos con montura de madera. Espectaculares. Los puede encontrar hechos a mano, 100% ecológicos y encima son made in Spain. ¿Alguien da más? Sí, yo misma. Son súper originales, todavía, y los hay también para graduar. Yo apuesto por las bicolores y ¿usted?

Por Garbo