Menú Portada
Atando cabos

No hay tantas razones para el pesimismo

Noviembre 7, 2012

Al día de hoy no tengo razones para dudar de los datos macroeconómicos del Gobierno. A comienzos de este año 2012, que coincidió con el inicio de la legislatura, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, nos dijo claramente que este año no sería bueno, que el PIB caería al -1,5%, que el déficit estaría en torno al 7% y que habría unos 600.000 nuevos parados. Queda poco menos de dos meses para que finalice el año, pero según nos avanzan distintos indicadores, resulta que el decrecimiento será del -1,4%, es decir mejor que la previsión del Gobierno; el déficit estará por debajo del 7%, es decir mejor que la previsión del Gobierno; y se destruirán en torno a 400.000 empleos, es decir 200.000 menos que los que decía el propio Gobierno. La conclusión, con los datos en la mano, la tendremos en un par de meses, pero todo indica a que el Gobierno cumplirá sus previsiones de 2012.
 
Dicho esto, la Comisión Europea en sus previsiones ha confirmado estos datos. Los de 2012. Pero sitúa el crecimiento y el déficit para el próximo año 2013 mucho peor que las previsiones del Gobierno. Otro decrecimiento del -1,4%. ¿Nos creemos las previsiones de la Comisión o las del Gobierno? De momento las que se han cumplido este año son las del Gobierno, y las de la Comisión están por ver, y en cualquier caso, Bruselas dice que el año que viene seguiremos en recesión, pero que en el 2014 la economía española crecerá un +0,8%. Es decir, la Comisión Europea confirma que el próximo año será el último de recesión en España. Y que en 2014 creceremos.
 
La Comisión coincide con Rajoy en cuando situar el final de la recesión
 
Aún a la espera de los planes y nuevas reformas para los dos próximos años exigidos por Bruselas, lo cierto es que la Comisión dice respecto a cuando comenzaremos a crecer exactamente lo mismo que dijo Mariano Rajoy el pasado martes en el Senado: “el próximo año será malo , pero en 2014 comenzará el crecimiento“. Mariano Rajoy se jacta de “no engañar“. Y de momento con los datos de 2012 ha sido así. “No fui yo quien acuñó la expresión brotes verdes“, dijo el presidente en respuesta al senador socialista. Rajoy defendió que su Ejecutivo “no ha engañado a la gente” porque afirmó que 2012 sería “un mal año“, el próximo también, pero el siguiente creceremos.
 
Algunos consideran que el Presidente del Gobierno se arriesga con la hemeroteca. Veremos. Yo prefiero pensar que en los dos próximos años ocurrirá lo mismo que en este. No tiene sentido que el Ejecutivo se haya puesto en el peor de los escenarios este año, cubriéndose las espaldas y anunciando unas previsiones que finalmente van a ser incluso mejores de las anunciadas, y que de repente para el próximo año haya cambiado su filosofía para situarse en el mejor de los escenarios. No tiene demasiado sentido. Rajoy, en cualquier caso, lleva varias semanas haciendo suya aquella aseveración de Wiston Churchill: “soy optimista porque no parece muy útil ser otra cosa“.
 
Juan de Dios Colmenero es Redactor Jefe de Nacional de Onda Cero Radio