Menú Portada
Mensaje en una botella

No hay más tontos porque La Tierra no es más grande

Enero 12, 2012

Hay muchas descripciones de lo que es un tonto. Pero una de las más redondas que he leído en mi vida está firmada por Francisco Umbral, que prefiere referirse a este adjetivo empleando un sinónimo de los que llenan la boca: gilipollas. Escribe Umbral: “El gilipollas, por definición, lo es de cuerpo entero. Se es gilipollas como se es pícnico, barbero, coronel, sastre, canónigo o notario: de una manera genérica y vocacional”.

Francisco Umbral no conocía el Tontómetro. Bueno, hasta hace unos días nadie debía de conocerlo porque es una aplicación que acabo de descargarme en el teléfono móvil y que tiene apenas unos días de vida. La aplicación se compromete a “medir el cociente intelectual mediante una serie de preguntas cuidadosamente seleccionadas”. También advierte que “con tus respuestas, podrás obtener una evaluación instantánea de tu cociente intelectual a la vez que te comparas con otros jugadores”.

Según proclama la empresa comercializadora, la aplicación “ha sido número uno en países como Suiza o Italia”. No me extraña. Los protagonistas de dos sonadas noticias de la semana, en los que el Tontómetro habrá tocado techo, han nacido en estos países. Una es la turista detenida por intentar grabar un corazoncito con dos iniciales en la Alhambra de Granada. El otro es el presidente del Banco Central Europeo, pillado cuando conducía sin cinturón de seguridad a la vez que hablaba por teléfono. Ella es suiza y él es italiano. En todas partes cuecen tontos. 

Siempre se puede ser más tonto 

La tontería no tiene fronteras. Con el paso de los años han ido naciendo nuevos países. En cada uno de ellos han ido encontrando acomodo sus propios tontos, con los rasgos comunes de todos los exponentes de la tontería terrícola pero con la idiosincrasia particular de cada pueblo. Es, por tanto, indiscutible que hoy en día hay tontos de todas las nacionalidades. El planeta parece quedarse pequeño para tanta tontería. No hay más tontos porque La Tierra no es más grande.

Puede que incluso haya tontería en otros planetas y que los tontos broten de uno en uno o de dos en dos. Como dos soles. Como los que, gracias al descubrimiento de un grupo de astrónomos de la Universidad de Florida, sabemos que iluminan a millones de planetas en la Vía Láctea. A imagen y semejanza de Tatooine, el planeta natal de Luke Skywalker en Star Wars.

Cada vez sabemos más sobre la galaxia pero todavía desconocemos si hay tontería extraterrestre. Claro que, ¿por qué no? Igual que nos atrevemos a suponer que no estamos solos en el universo, podemos sospechar que hay alienígenas tan tontos como los que pisan La Tierra. O incluso más. Porque siempre se puede ser más tonto.

 

Juan Diego Guerrero es director de Noticias Fin De Semana en Onda Cero

Sígueme en Twitter: @juandiguerrero