Menú Portada
Atando cabos

No es Batasuna todo lo que reluce

Octubre 24, 2012

Examinando detenidamente los datos de las elecciones en el País Vasco nos damos cuenta de numerosos detalles que son significativos y que reflejan el auténtico respaldo social de las formaciones políticas. Y lo primero que llama la atención es que Bildu no ha obtenido tan buenos resultados como parece. La Ley D´Hont de reparto de escaños favorece siempre a los partidos que concurren en coalición. Bildu ha acudido a estos comicios junto con EA y Aralar y ha obtenido un total de 276.899 votos. Si descontamos los supuestos votos que obtuvo Aralar en los últimos comicios autonómicos de 2009 (100.000) estaríamos hablando que el respaldo social de EH es de 176.000 votos aproximadamente, es decir, un respaldo menor que el obtenido en las elecciones de 2005, las últimas en las que se presentó Batasuna en solitario bajo las siglas PCTV.
Por lo tanto, Batasuna, los proetarras, los que nunca han condenado la violencia, los que se han presentado en esta ocasión en coalición con Aralar, a los que, por cierto, siempre han considerado los máximos “traidores” políticos; esa Batasuna en solitario tiene un techo electoral que nunca ha superado los 200.000 votos.   

Bildu pierde all
í donde gobierna
 
Pero es que además, se ha constatado otro dato que no deja de ser llamativo a medio y largo plazo. La coalición EH-Bildu ha perdido en un tiempo record el apoyo electoral en aquellos municipios donde ha gobernado y gestionado. A pesar de irrumpir con esos 21 escaños en el Parlamento vasco, ha obtenido menos porcentaje de votos en ayuntamientos donde gobierna desde las elecciones municipales de 2011.
 
En concreto, en San Sebastián, donde ostenta la Alcaldía, la coalición abertzale obtuvo este domingo un 22,31% de los sufragios. Yen los comicios municipales del pasado año, Bildu logró el 24,29% de los votos. Es decir, en año ha perdido dos puntos porcentuales y ha pasado a ser tercera fuerza política. Algo similar ocurre en otra localidad importante de Guipúzcoa como es Mondragón, feudo histórico de Batasuna. En Mondragón, Bildu obtuvo en los comicios locales un 43,6%, mientras que en las autonómicas de este domingo EH-Bildu reunió el respaldo del 36,69% de los vecinos de esta localidad. Un caída de siete puntos porcentuales. Y lo mismo sucede en Andoain, también en Guipúzcoa, donde la coalición abertzale se hizo con un 33,59% de los votos en las municipales de hace un año, mientras que EH-Bildu ha cosechado en las autonómicas un 32,22%.
 
Por perder, la coalición Bildu ha perdido hasta en el pueblo de Arnaldo Otegi. En Elgoibar no logró imponerse en las elecciones vascas de este domingo. En este municipio guipuzcoano se impuso el PNV, con 2.328 votos, seguido de EH-Bildu, con 1.959 sufragios. La confirmación de que los ciudadanos dan pronto la espalda a Bildu cuando, sin violencia detrás, se dedican a gestionar. En las últimas elecciones en el País Vasco, no es Batasuna todo lo que reluce.
 
Juan de Dios Colmenero es Redactor Jefe de Nacional de Onda Cero Radio