Menú Portada
No me moverán

Necesitamos EVA: Empleo de Valor Añadido

Febrero 14, 2011

No es un tópico. El problema de España es el empleo. El mes de febrero es posible que el número de empleos sea el menor en varios años: 18,25 millones de contratados. Luego empezará a subir, entre marzo y octubre; será el efecto del turismo y la primavera, con el empuje en la construcción y la agricultura.

El paro seguirá una dinámica en correspondencia. Hasta abril seguirá subiendo; más del 20% del final de 2010. En parte porque, al disminuir el empleo, el porcentaje de paro aumenta. Pero, además, porque el aumento de población activa no va a ser absorbido por los nuevos empleos. Los 4,7 millones de desempleados, según la EPA (Encuesta de Población Activa), serán superados al final del primer trimestre de 2011. Luego empezarán a bajar lentamente en el segundo trimestre y parte del tercero. Pero en el cuarto trimestre volverán a subir, como en el año que hemos pasado.

Generaciones apáticas y desmotivadas

Esta evolución se debe a la estructura del modelo económico, basado en la construcción, el turismo y los servicios. Sectores de bajo valor añadido y seguirá así mientras el modelo no cambie. Eso es grave porque además este empleo tiene dos características: se paga mal -es el clásico mileurista-, y suele ser temporal; es decir, precario. Con este empleo es imposible generar profesionalidad, competitividad y envía a generaciones a la apatía y la desmotivación.

Un dato que ratifica este análisis es que el porcentaje de empleados a tiempo parcial involuntarios aumenta. Los parados aceptan empleos menos remunerados a “tiempo parcial” cuando pierden las prestaciones y acaban los subsidios. Eso dice la EPA. Otro dato es el paro entre los jóvenes activos: el 64% entre 16 y 19 años; el 38% entre 20 y 24; y el 25% entre 25 y 29 ¡Tremendo!

El paro, más de lo mismo

Lo curioso es que, si se estudia la creación de empleo estable en el último trimestre del 2010, tiene un comportamiento diferente. Sólo los empleos que dan gran valor añadido a las empresas y las empresas que los crean pueden pagar bien, mantener el empleo y ofrecer un futuro profesional. En ese sentido, el sector industrial y de servicios exportadores está mostrando un dinamismo diferente al resto de la economía.

La pregunta es: ¿habrá suficiente capital y crédito para ellos? La necesidad de capitalizar el sector financiero, en particular las Cajas de Ahorro lastradas por la morosidad inmobiliaria, augura dificultades en la creación de este empleo.

Sin EVA (Empleo de Valor Añadido), la evolución del empleo seguirá la pauta que hemos visto en 2010 y se espera en 2011. Por eso es tan importante financiar las empresas que lo crean. Pero en las actuales circunstancias no parece que sea fácil.

J.R. Pin Arboledas, Profesor del IESE. Cátedra de Gobierno y Liderazgo en la Administración Pública