Menú Portada
Entre alfileres

Michelle Obama: estilo propio en la Casa Blanca

Enero 21, 2014

La primera dama del mundo, la mujer que más cuidadosamente elige su vestuario, ha cumplido 50 años. Sus looks son tan analizados que podríamos calificarla como una it woman, la it woman del momento. Es, desde hace más de un lustro un icono de moda; muchas mujeres, norteamericanas o europeas, quieren vestir como ella. Pero, ¿dónde radica su éxito?

Michelle, sin acercarse a la malograda Jackie Kennedy, ha encontrado un buen sitio, las americanas la adoran y seguramente sea porque casi siempre elige ropa de diseñadores compatriotas, jóvenes, y además, cuando no lo requiere el momento, aparece con ropa cómoda y colores neutros. Por ejemplo, el vestido de cuadros rojos y blancos que nos mostró su marido en un tweet costó apenas 69 euros.

Quizá por eso, pidió a sus más de 300 invitados zapato cómodo. En la invitación no se olvidó de destacar la no obligatoriedad de la corbata y la recomendación de asistir en vaqueros.  Seguramente por ello declinó el tacón para mejor ocasión y se decantó por un atrevido traje pantalón de color rojo (que estamos deseando ver, por cierto)

Disimulando el trasero

Le gusta mostrar su figura, disimulando su mayor defecto, el trasero. Para ello elige vestidos ceñidos al cuerpo y sueltos a la altura de la cadera. Y lo más sorprendente, luce como nadie, a esa edad, los antebrazos. Le encantan los vestidos sin mangas. Y se notó en dos momentos únicos: en el baile inaugural de los dos inicios de mandato de su marido. Para ello confió en Jason Wu. El primero blanco y el segundo, rojo.

La primera dama negra de los Estados Unidos aparece siete años después de pisar la Casa Blanca por primera vez, más joven, más cómoda y por ende, más guapa. Lo mismo presenta de largo un premio entre las grandes stars cinematográficas que se baja del Air Force One en pantalón corto.

A la par, y cuando lo exige el momento, compite y deja sin palabras a la realeza. Espectacular el Ralph Lauren negro que lució en el Palacio de Buckingham. Enmudeció a Kate Middleton el día que ambas coincidieron. Ese día vimos una Michelle Obama plena, feliz cual perdiz, enfrentada a una Duquesa de Cambrigde excesivamente delgada.

Los complementos también son importantes

A Flotus le encantan los complementos y cuanto más grandes, mejor. Collares inmensos, pendientes cascada, brazaletes, vistosos anillos y enormes cinturones.

Y ¡qué decir del pelo! Mrs Obama por lucir, luce hasta mechas californianas, dulcificando y modernizando, aún más, si cabe, su imagen.

Happy birthday, Mrs first lady!!!!!!!</p>