Menú Portada
A renglón seguido

Merengues y Caganers

Abril 2, 2014

“No hables, a menos que puedas mejorar el silencio” (Borges). Pues bien, esto es lo que no han querido ó Sabido… hacer –¡qué pena!- dos caprichosos millonarios deportistas de blanca indumentaria y gris cerebro, quienes, después de no cumplir con la condena de sus obligaciones sobre el terreno de juego, trataron de embarrar la actuación de un señor colegiado con pito.

Parece ser, que la impotencia laboral rescata el retorcimiento del comportamiento del individuo; expresado en román paladino, lo que no puedo ganar en mi ámbito de trabajo, me obliga a abrir el cajón de los truenos para justificar mi incapacidad. ¡Ay, ay, ay… excusas de mal perdedor!

Esto es lo que ha sucedido al final del enfrentamiento deportivo entre los dos equipos más laureados del football español, en el que siempre es inevitable que surja la polémica; no importa el motivo. El Real Madrid y el  F.C. Barcelona nos han brindado un buen espectáculo balompédico sobre el césped del Santiago Bernabéu, salvando “la caricia plantar” de Busquets  y un pésimo post-partido –declaraciones de Ramos y Ronaldo-.

Dos Sergios y un Cristiano que no han sabido regular –uno con el pié y dos con la lengua- la calidad futbolística que poseen; no en balde, en su puesto, son de lo mejorcito que hay en cualquier liga mundial, pero fuera de ella… de lo peorcito; visto y oído está a través de los medios audiovisuales.

Frases como: “con” este árbitro “pasa siempre lo mismo” […] “es muy malo”,”[…] el Madrid genera mucha envidia” (Ronaldo). “Hay árbitros de diferentes niveles, y hay que seleccionar a los mejores” (serán los que les ayudan  a no perder), “[…] ha  sido  un  descaro […] ha  sido premeditado”,

“[…] que  nos  dejen  luchar  por  los   títulos”  (Ramos).  A  esta  fiesta  de  fieles merengues, se sumó también Butragueño: “expulsión y un penalti riguroso”; hombre “miliuco” si es pena máxima, rigurosa o no, roja directa. El origen de esta reacción en cadena de despropósitos ha sido la suma de elementos acontecidos sobre la hierba de la cancha blanca.

El representante de la Castellana con sus voceros portavoces no confiesan que los males que les aquejan pasan por: 1.- haber perdido en casa; 2.- hacerlo contra el Barça; 3.- cuatro goles, cuatro, encajados; la mayor goleada desde el 2-6 del 2009; 4.- pérdida del liderato; 5.- primer hat trick de un jugador en Chamartín (Messi). 6.- Leo supera a Di Stéfano – “vizte”- como máximo goleador en sus enfrentamientos. 7.- brillo, por su ausencia, del lusitano. 8.- Lionel impecable: dos goles, y dos pases de gol.

El Real Madrid pierde un poco el tren de la Liga y se estaciona, al sufrir dos derrotas consecutivas –Barça y Sevilla-, en andén tercero, diciendo un hasta luego, que no un adiós definitivo.

La estación término, y ya termino, será, quizá, el último partido entre los “culés” y el “pupas” en la jornada final del campeonato. Que Sánchez Arminio reparta suerte; aunque para todos no puede ser.

Paco de Domingo