Menú Portada
No me moverán

Mayo: caída del desempleo insuficiente

Junio 4, 2012

Ayer, conocimos el desempleo de Mayo: bajaron en 30.113 los desempleados registrados en los Servicios Públicos de Empleo. El año pasado este mes tuvo un descenso de 79.701. En 2010, ese mismo mes fueron 76.223. En Abril suele bajar el desempleo, debido a los contratos por el turismo, los trabajos primaverales agrarios y las obras que aprovechan el buen clima. En el mismo mes, el año pasado la disminución de parados fue de 64.309. Por tanto, si sumamos los dos meses de típico descenso (abril, mayo), en 2011 el paro descendió en 140.924 personas.

En abril de este año el descenso del desempleo fue de 6.632; es decir, que para recuperar la curva de descenso estacional del paro en abril/mayo de 2012, el mes pasado el descenso debería estar sobre 130.000 desempleados. Dado que el año pasado el efecto de la Primavera Árabe animó el Turismo se puede reducir esta cifra en unos 20.000. En consecuencia, todo descenso mayor de 110.000 desempleados es una buena noticia, entre 110.000 y 90.000 es algo dentro de lo normal y por debajo de la última cifra es malo. Como la cifra anunciada ha sido la mencionada arriba, a pesar de ser el segundo mes consecutivo de descenso del desempleo registrado, la noticia no sólo es mala…. Es malísima. <br />

¿A qué se debe esta cifra?

Claramente, la cifra puede responder a varios factores: a) la debilidad de la economía; b) la utilización incompleta de la Reforma Laboral y c), la falta de crédito para el tráfico mercantil que ahoga las empresas.

El primer factor indicaría que las perspectivas del Turismo este año son inferiores a las de años anteriores; de ahí que los empleadores no se lancen a contratar ni siquiera temporalmente. El segundo factor, expondría que las empresas y sus asesores siguen utilizando la flexibilidad externa, contratos y despidos (sobre todo esto último), para adaptarse a la crisis y no la flexibilidad interna (salarios y organización del trabajo interno). El tercero, necesita la Reforma Financiera, para que la Banca financie a PYMES y particulares.
 
¿Datos positivos?

En este panorama hay datos positivos, pero no definitivos. Los más importantes son que la Reforma Laboral y la Financiera están en marcha. La Laboral necesita un rodaje y, sobre todo, comprobar que es mejor la flexibilidad interna que la externa. Eso haría que en lugar de despidos se utilizasen otras formas de adaptación de las empresas. Empresarios, trabajadores, patronales, sindicatos, jueces y Administración deben aplicar este giro en sus relaciones e interpretación de la Ley.

La Reforma Financiera requiere la decisión de la UE y eso siempre es problemático. Nuestra diplomacia europea tropieza con dificultades en este campo, pero poco a poco se resolverán. Especialmente cuando los alemanes comprendan que nos necesitan. Tanto como nosotros a ellos.

En resumen, una mala noticia de la que hay que sacar lecciones.

J. R. Pin Arboledas. Profesor del IESE. Director del Executive MBA, Madrid