Menú Portada
A renglón seguido

Mas… de Puigdemont

Septiembre 18, 2017
mas puigdemont

Las Sagradas Escrituras reseñan que el cordero de Dios retira los pecados del mundo; incluso los del inquebrantable Maduro, quien, expiados los suyos, reincide con otra primera piedra, animando a ejercer la noble tarea de la cunicultura como neo-fórmula para neutralizar el insaciable apetito de los bolivarianos más hambrientos. Aquí, en nuestra leporina Hispania de conejos, practicamos la avicultura; pero en su vertiente puramente deportiva: concretamente la de marear la perdiz de la consulta catalana.

Los independentistas no están plenamente seguros de que el hambre sea el factor poético-taurino que más cornadas da. A su juicio, el que les queda, y los tribunales que puedan estar al caer, el encorsetamiento constitucional al que les somete el granítico estado de derecho español, les deja en la más inhumana de las inaniciones, viéndose abocados, estelada en ristre, a hacer la guerra por su cuenta, sin contemplar que la batalla que libran les llevaría a una pírrica victoria.

Mas de Puigdemont… asegura que el primero de octubre ´se pondrá luz a la oscuridad´; pero se entiende que el auto-suministro sería al margen de Red Eléctrica Española. El Govern aboga, con su ansiada ´desconexión´, por el ilegal enganche a una República de la distopía, entre las tinieblas de la inseguridad, la inestabilidad y la incertidumbre, tal y como se le recuerda desde diversos foros económicos y políticos.

De momento, lo que podían ir haciendo es entrenarse con las luminarias de los correbous; claro que… en medio del fuerte olor a cuerno quemado que desprende su empecinamiento por lograr empalizar administrativamente ´sus´ territorios del ´tarradellense´ nordeste peninsular.

En una sociedad donde nos esposamos compulsivamente a las dependencias de forma creciente e imparable, ellos –´autodeterministas´-  pretenden aportar un poco de luz enchufados al ´diogénico´ candil de la independencia, morando en su ´tetraprovincial´ tinaja tricolor lejos del mundanal ruido de mugidos hispanos.

El lugar de apertura de campaña: el Tarraco Arena de Tarragona (la plaza de toros). Ahora se entiende el porqué de la prohibición de las corridas: para celebrar actos públicos con claro contenido finalista de participación popular, invitando al democrático, pero bastardo en este caso, ejercicio del depósito de su voluntad en las ilegales paganas huchas, perseguidas, en busca y captura, a fin de no resquebrajar el constitucional orden democrático.

Pero también andamos a vueltas con las papeletas; pero hay una que se encuentra perfectamente localizada e identificada: la que tiene el Gobierno central en su mano derecha, porque en la otra tiene una siniestra patata caliente por pelar: gestionar la imparable insurrección de una importante porción de catalanes ávidos de autogestión.

Habla don Carles de ´querellocracia´ y ´demofobia´, lexicales elementos de nuevo cuño. Con esta aportación de neologismos pendientes, en su caso, de aceptación por la RAE, sólo cabe esperar qué consideración puedan tener en virtud de su procedencia: si barbarismos, llegada la escisión, catalanismos o definitivos enriquecedores préstamos… a cero rédito –por aquello de la pela-, pero con cierto tipo de interés.

Seguiremos con la matraca.

Paco de Domingo