Menú Portada
Otras opiniones

Mario, conde de Meco, Ariza y el run/run que va “in crescendo”

Febrero 13, 2010

Que los delincuentes de “cuello blanco” pululan por España bajo rayos catódicos (Madoff pasará el resto de sus días en prisión), es algo que la ciudadanía usurpada lo tiene asimilado. Pasan unos añitos entre rejas y luego, ¡hála!, a disfrutar de lo robado, mientras los paisanos les contemplan con ojos como platos.
Da igual que sus exhibiciones creen alarma social, al fin y al cabo el pueblo nada cuenta. Sueltan algo de la pasta y a vivir y haciéndose los mártires.
Ahora va a salir también a la calle con todo el dinero robado intacto el ínclito Luis Roldán, otro que tal trinca.
Mario Conde es la representación máxima y por antonomasia de lo anterior. La personificación acaudalada de la desfachatez que un país tan desnortado como España permite y en algunos casos jalea. El argumento de que “vende” se me antoja tan vacuo como obsceno, mucho más cuando desde los medios que le dan cobijo y le llevan en litera se pretende liderar la moralidad y los valores éticos. ¡Un poco de por favor!  
Hace unos días, una muy bien documentada información de Juan Luis Galiacho publicada en este periódico digital, colocaba al ex presidiario en el accionariado del llamado Grupo Intereconomía cuya mayoría parece detentar el ex dirigente catalán del PP, Julio Ariza, acompañado en ese empeño por Viladrich, y otro personaje muy conocido de antaño, Miguel Durán, valedor a su vez de de lo más chorroborro de esa casa, fácilmente identificable por sus ojos inyectados permanentemente en sangre, por cierto, más malo y falso que la mula de Pilatos. No ha publicado una verdad en su vida.
El director de extraconfidencial.com y el autor de la información mantienen de la A a la Z la información publicada. Como conozco a unos y a otros si tuviera que apostar lo haría al 100 por 100 a favor de los primeros. Lo que no entiendo en un grupo de comunicación es la oscuridad acerca de informar de sus andanzas cuando su negocio, precisamente, es ventear sobre los demás.
Ignoro si el dinero de Conde ha horadado ya las inquebrantables arcas morales de Ariza. No lo sé. Por eso, hace unas horas, durante un desayuno con un “dante” de Intereconomía, le pregunté a bocajarro:
-¿Quién financia a Ariza?
Bueno, es lo que todo el mundo se pregunta, respondió. Es claro que algunos gobiernos del PP le han dado mucha pasta y también las grandes empresas hemos puesto dinero… ¡Ya sabes!
-Y Conde, ¿habrá entrado ahí?
No me extrañaría!
Precisamente mi interlocutor y el ex “conde de Meco” se conocieron durante la boda del hijo del capo mediático.
No se habla de otra cosa, aunque en sí mismo, sea un tema menor. Lo cierto es que todo el mundo se pregunta de dónde saca el dinero para tanto ajetreo, precisamente, cuando los grandes -PRISA, UNEDISA, VOCENTO, JOLY, PLANETA, etc-, y con más ancestro, atraviesan muy serias turbulencias. Y se runrunea y mucho sobre este grupo en el “arco constitucional”.
No les tengo personalmente ningún afecto, ni por determinados protagonistas (en especial el “becario” Horcajo, el “periodista” al que resulta fácil intoxicar -por ejemplo las invectivas de Miguel Durán contra Manuel Lao, que el chico compró vaya usted a saber a cambio de qué…-, y cuyas sartas de mentiras están tabuladas en la hemeroteca del diario El País, el hecho cierto es que fue el invidente el que le coló en Intereconomía), y la malvada Cubero con la que tengo pendiente una cita en los Tribunales para ver si puede explicar, entre otras cosas, los intentos de suicidios de su madre, ni por el continente ni por los contenidos; sí por algunas cosas que predican y por ninguna de las que practican. Pero no coadyuvaré al “linchamiento democrático” al que se aprestan muchos, y, sobre todo, el poder constituido desde la izquierda a la derecha moderada. Cuando caiga Zapatero -su auténtica coartada para medrar-se diluirán como pastilla efervescente. Nada radical subsiste.
Ya tendremos tiempo de ajustar las cuentas “ad hominem”. Mejor se las ajustará el pueblo. Y la historia. 
  

Graciano Palomo es periodista, analista político y editor de Ibercampus.es