Menú Portada
A renglón seguido

Madrid, épica y Barça, gesta

Marzo 8, 2017
arbitro turco psg

Venimos acostumbrándonos a que en la órbita deportiva del balompié, la pintura de extraordinario adquiera tintes de normalidad. Y es que el Real Madrid se ha abonado a la santificación del fin de la cuaresma con su domingo de Ramos, que con otros paganos martes o miércoles con Sergio han derivado en lo que se ha dado en denominar la épica, sin desdeñar la labor de base del otro Sergio: Llull. Bueno, pues el barça, aunque no disponga del Ramos de marras, ha descubierto a su Roberto que marca. Tres Sergios anidando dentro de la sinergia de sus respectivos equipos.

Dos modalidades sísmicas, al margen de la habida en Pamplona –sin víctimas-, temblaron en los últimos días en Cataluña: el terremoto informativo de mordidas del caso Palau (el fiscal se plantea si las supuestas comisiones dirigidas al CDC catalán pasaron del tres al cuatro por ciento por el “coste de la vida”), y el pase del barça a cuartos de final de la Liga de Campeones.

La celebración de los diferentes goles produjo pequeños movimientos repentinos de la tierra: cinco de ´baja´ magnitud, y dos más de alta intensidad –con la consecución del sexto y el final del encuentro-, registrados todos en un ´seismómetro´ próximo al Camp Nou.

En España, se siguen produciendo desahucios. Alrededor de ciento sesenta diarios. Estos son datos a pie de calle, que es el lugar donde depositan los afectados los dos suyos después del obligado puntapié judicial. Podemos decir que, en algunos círculos, al barça se le daba por desahuciado, y a última hora pudo mantener el patrimonio domiciliar de la familia azulgrana, permaneciendo como titular de la casa que albergó a más de noventa y seis mil vecinos culés asomados a la ventana del encuentro contra el Paris SaintGermain.

Cuando el conjunto condal estaba con el dogal rodeándole el pescuezo, a punto de revisar The Hunging Tree (El árbol del ahorcado), y con el agua al cuello, apareció Sergi: el rescatador de la más pura Masía. Se atribuye la ´Grandesa´ Aguirre, quien no tiene esperanza de rememorar sus glorias, cierto grado de responsabilidad en materia de supervisión –culpa in vigilando– por dejación de obligaciones en su etapa como presidenta de Madrid. La pulpa del fruto de ´in marcando´ el barça, se cumplió.

Para alcanzar lo que llamamos cosas grandes en la vida, o bien nos encomendamos al patrón de los imposibles, San Judas Tadeo, o nos abandonamos al factor suerte, que necesita imperiosamente ir de la mano del lado positivo de los acontecimientos, y esta contingencia (indolencia del conjunto francés sumada a una opinable actuación arbitral) es la que se ha aliado con el equipo blaugrana, alcanzando su triunfo la categoría de gesta no conseguida por equipo alguno hasta la fecha: remontar un marcador, imposible hasta la fecha, de cuatro a cero.

Barça que es pot, pero el ´Depor´ le devolvió la pelota el domingo, recordándole a los catalanes cuál es su nivel aquest any.

Paco de Domingo