Menú Portada
A renglón seguido

M-argallo & M-ontoro: Acaramelados ensalivados

Octubre 20, 2015

Desde que tenemos noticias de que el mundo es mundo, aderezado con las inmundicias con que le dotamos desde el génesis de la noche de los tiempos, hemos venido haciendo acopio del versátil y didáctico refranero enriqueciéndonos con  instantes de creatividad e imaginación, con un surtido que puede resultar un tanto chocante. No obstante maridan con el registro civil de los colores: para gustos se hicieron.

Deshojando la margarita de ellos, hoy se me queda entre los dedos del teclado el de: Los amores más reñidos, son los más queridos. Lamentablemente el tiempo nos ha ido instruyendo, manifestándonos cómo ha cambiado el cuento de la realidad, que, obstinada en su redacción de los acontecimientos, nos deja ensangrentadas páginas salpicadas con nombre de mujer.

Disparidades de criterio

Sin embargo, nos hemos topado recientemente con el lado menos violento, con su lectura más benigna. Los personajes que se están encargando de la gerencia de esta historia de desamores son el ministro de Hacienda y el de Exteriores. D. Cristóbal ha salpimentado el caldo  hirviente de las disparidades de criterios internas en el partido calificando la actitud de D. José Manuel de “arrogancia intelectual”, arguyendo éste que aquél “es un guasón […] estudiado en Bilbao y en Harvard”.

Esto sí que es una verdadera historia de emotivos desencuentros. Hay amores que matan, en especial cuando las desavenencias se desatan. El aparente cariño que se profesan altos representantes del PP se resquebraja por momentos (Arantxa Quiroga). Intentan mantener la sonrisa en la foto de sus respectivas sedes con un “prietas las filas” fortalecedor de su imagen, si bien, de puertas para adentro, se sabe del maltrato a que se someten.

Parece que el corsé de la disciplina comienza a hacer algo de pupa en las costillas del partido de gobierno, y empiezan a aflojar las ceñidas ballenas de la corrección a regañadientes. Es difícil mantener la robustez de la convivencia cuando aparecen las disensiones de “las familias”, por más que se intente disimular de puertas para adentro. Las tensiones suben, y ya afloran las discrepancias dañando a los aspirantes a revalidar la tenencia de las riendas del caballo del poder.

Telón de acero entre los acaramelados

Nuestra peculiar “Virgen” del Interior se ha convertido en el particular telón de acero entre los acaramelados ensalivados M-argallo el “inmovilista”, a su derecha, & M-ontoro el “ágrafo”, a su izquierda, en el último encuentro de desencuentros de los populares celebrado el fin de semana en Toledo, quizá para mantener el orden, dado que el santo varón Jorge es el máximo responsable de la seguridad y el orden de todos los españoles; incluidos los de latría.

Montoro: “Caminar bajo la lluvia, me encanta”. ¡Qué remedio!, con la que está cayendo sobre los hombros de la responsabilidad de los hombres y mujeres que se cobijan bajo el umbrella de la sede blue de Génova street, donde las goteras de la duda han empezado a empapar la inclinación del voto de sus fieles de urna anegando el proyecto de prórroga gubernamental.

Paco de Domingo