Menú Portada
Entre alfileres

Los vaqueros, de moda por la cara

Septiembre 15, 2014

Hay que lucir unos estupendos ripper jeans (o lo que vienen siendo unos vaqueros rotos de toda la vida), los de moda, los que lleva hasta la reina de España. Necesita rasgarlos en la rodilla y en el muslo porque deben permitir que se vean ambas partes de la pierna


Iba a empezar hablando de Cibeles Madrid Fashion Week pero resulta que este año, dicen los entendidos, está totalmente out y encima están presentando lo que se va a llevar la próxima primavera-verano y yo estoy harta del calor, de la manga corta, de los vestidos finos y de los shorts. ¡Quiero estrenar los colores, las telas y los complementos del otoño! ¡Muero por  poder lucir mis nuevas botas! ¡Necesito cambiar mi look! RIGHT NOWWWWWW

Lo llevo claro, porque no solo no ha terminado el verano, todavía tengo por delante el veranillo de San Miguel y ello significa que luciré manga corta bastantes días más. Además, hasta que no pase la fiesta de los Santos, que por cierto este año cae en sábado y queda todavía mes y medio, no cambia realmente el tiempo. Hasta entonces, puedo conformarme con la moda pre otoño o post verano; vamos, con lo que se lleva estos días.

Cómo crear mis propios ripper jeans

Así que mientras sueño con el olor y el tacto de la nueva ropa sobre mi piel, puedo, por lo pronto, olvidarme del short y lucir unos estupendos ripper jeans (o lo que vienen siendo unos vaqueros rotos de toda la vida).

Tengo que tener claro que el grado de rotura es importante. Para que sean unos auténticos ripper, los de moda, los que lleva hasta la reina de España, necesita rasgarlos en la rodilla y en el muslo. ¡Ojo! Porque deben permitir que se vean ambas partes de la pierna.

Lo primero es conseguir una tiza, un papel de lija y unas tijeras. Súper fácil y sin agobios. Ponga el pantalón en un superficie plana, pinte con la tiza donde quiere los cortes, lije la zona con el papel y corte muy poquito (menos de 1 centímetro), con las tijeras. ¿Por qué? Porque después tendrá que lavarlos y ahí y cuando se los ponga irá cediendo más la tela y conseguirá el tamaño de rotura deseado. ¿Fácil, verdad?

Una vez conseguido el efecto ripper toca decantarse por los skinny (superajustados), los boyfriend (con el bajo doblado hacia fuera), o los acampanados de los setenta (que no necesitan explicación). Elija los que mejor le sientan y mire los bolsillos traseros; estos deben quedar en medio del culete para que esté absolutamente ideal de la muerte.

Y lo combina con…

El efecto del ripper es una imagen muy descuidada por lo que hay que cuidar, y mucho, el resto de prendas y complementos. Nada de botas ni zapatillas. El objetivo es dar una imagen sexi, chic y elegante que podría conseguir con una camisa y/o una buena chaqueta. Las camisetas no están prohibidas pero con este look, para no parecer una Miguel Ríos trasnochada, debería echar el resto en el bolso y en los complementos en general. ¡A triunfar!

Por Garbo