Menú Portada
Otras opiniones

Los poderes reales buscan una salida al desastre Zapatero ante la quiebra de España

Febrero 6, 2010

Ni Desayuno de Oración ni historias. La cosa no da más de sí. El único que no parece darse cuenta de la gravedad de la situación es el presidente que sigue dando tumbos. Hasta el punto que ante Obama y la ultraderecha americana no ha dudado en referirse a la “Nación más antigua del mundo” y del ancestro “cristiano” de España.
Este es Zapatero… Un vendedor a destajo de burras ciegas. El mismo día que oficiaba como sacristán de Obama la Bolsa española sufría el crack más formidable de los últimos años, sencillamente porque nadie confía ya en un fracasado de tan altos vuelos. Ni dentro ni fuera. Y a poco que nos descuidemos -¡pobres y sufridos ciudadanos contribuyentes!-, nos echan a patadas de la Unión Monetaria. ¡Qué triste destino!
Hasta tal punto las cosas están extremas que los poderes reales del país buscan una salida política porque en el fondo hay un problema económico pero provocado por un problema político. Un incompetente convicto y hasta confeso no puede sacarnos del atolladero. Punto y pelota.
¿Qué tipo de salida? Lo suyo sería que convocara elecciones anticipadas. No lo hará. Lo suyo sería entonces que el PSOE provocara su salida y buscara otro candidato. No lo harán. Entonces el conjunto de la oposición debería ponerse de acuerdo para sacarle a patadas a base de votos en el Congreso de los Diputados, mediante la presentación de una Moción de Censura presentada por el Partido Popular. Tampoco sucederá.
De modo y manera que sólo nos queda esperar sangre, sudor y paro con la mítica cifra que el incompetente ha conseguido batiendo así un récord histórico que será el oprobio por generaciones. 

El estilo matón de los sindicatos del pesebre

Por si fueran poco los males, resulta que a una idea necesaria que se les ocurre, la reforma de las pensiones, vienen el tal Méndez y el tal Toxo a exhibir un tono matonismo amenazando con huelgas y “respuestas contundentes”. ¿Se han vuelto locos estos “talibanes del pesebre”?
Han vivido como Dios gracias al dinero de todos sin dar ni golpe, simplemente con bailar el agua al incompetente y ahora vienen con esto. ¡A trabajar, cojones! A dar el callo en las fábricas, minas y el tajo antes de que no quede un sólo empleo en España.
De modo y manera, mis queridos amigos, que tenemos dos problemas serios. El primero Zapatero. El segundo, el tándem inexportable formado por Cándido Méndez, el gran jefe del Gobierno durante años, y el neocomunista Fernández Toxo.
Los tres comen a tres carrillos. ¿Saben por qué? Pues sencillamente porque les dejamos.
Así que, amigos, ajo y agua.

Graciano Palomo es periodista, analista político y director de Ibercampus.es