Menú Portada
El mayordomo

Los pantalones de sport más estilosos

Diciembre 27, 2011

Decía Yves Saint Laurent que “ojalá hubiera inventado los vaqueros azules; la prenda más espectacular, más práctica, más relajada y más desenfadada. Tienen expresión, modestia, atractivo sexual, simplicidad- todo lo que yo espero de mi ropa.” 

Aunque los vaqueros son una opción más que perfecta para las ocasiones más informales y relajadas, los pantalones de sport entre los que elegir para hacer acompañar a una chaqueta de sport, a una camisa o a un sencillo jersey de pico son múltiples. 

Las alternativas por las que puede decantarse el caballero a la hora de escoger los pantalones a vestir una vez colgado en el armario el traje son múltiples. Aunque no sea del todo correcto, utilizamos la denominación “pantalones de sport” para referirnos a todos aquellos pantalones que no son ni los que acompañan al típico traje de chaqueta ni a ningún conjunto de etiqueta como un chaqué o un esmoquin. 

La enorme oferta de diferentes modelos de pantalones de sport facilita al caballero la elección más acorde a su personalidad o al lugar y momento donde desee vestirlos. 

Será el tipo de corte, la terminación y el compuesto escogido los factores que determinen la mayor o menor formalidad del pantalón. Así y a pesar de poderse considerar ambos como de sport, no será lo mismo vestir un pantalón de algodón tipo pana, de pernera y boca estrecha y con botones de metal en la bragueta que otro de algodón tipo franela, de pernera ancha, de pinzas y con botones en la bragueta de asta. 

Si cuando hemos hablado del tipo de corte del pantalón de vestir mencionábamos que había unas medidas que no se podían obviar, al hacerlo del pantalón de sport la cosa cambia radicalmente. En este caso no hay ninguna norma a la que se deba atender y bastará con dejarse llevar por el gusto y el estilo de cada caballero. 

Así, por ejemplo, se puede vestir muy elegante con un pantalón de pinzas de cachemira y algodón de color caqui para ir de compras navideñas y hacerlo igualmente de bien cuando a la noche los cambiemos por unos estilosos pantalones de pana azul de corte más juvenil. Nuevamente, será en momento en el que se vayan a vestir el que marque la mayor conveniencia de un tipo de pantalón u otro. 

Respecto a la correcta hechura del pantalón de sport apuntar que dependerá básicamente del modelo escogido. Así pues, cuanto más formal sea el pantalón más ancha normalmente será su pernera. Sin embargo, hoy más que nunca, los pantalones de sport, siguiendo la moda italiana, se estrechan cada vez más y actualmente terminan con bocas que, debido a su escaso diámetro, permiten mostrar la totalidad del zapato. 

Igualmente, la raya del pantalón desaparece conforme lo hace la seriedad del pantalón escogido. No obstante, incluso a ciertos pantalones de sport de hechura estrecha la raya puede aportar un toque de estilo muy interesante. 

Algo parecido ocurre con el forrado del pantalón de sport. Resultará muy extraño encontrar pantalones de sport forrados como sí ocurre con los pantalones de traje. Solo en los pantalones de sport más formales se podrá observar que la mitad superior de la pierna está forrada. 

La tela de estos pantalones suele ser más fina por lo que el forrado sirve para además de que el tejido del pantalón no moleste a su dueño también para que, debido al roce con el muslo, no se deteriore de manera rápida. 

El largo del pantalón de sport puede variar considerablemente se vista un modelo u otro. Nuevamente será en los pantalones de corte más clásicos donde el largo suele descansar más holgadamente sobre el zapato. Por el contrario, en los pantalones más modernos el bajo apenas suele tocar el zapato. 

Con los detalles del pantalón ocurrirá algo parecido. En los pantalones de uso más casual será normal encontrarse cremallera en la portañuela, cerilleras visibles, bolsillos abiertos sin botones en su parte trasera e incluso se podrá observar la marca o el logo de la casa en algún lugar más o menos visible. 

Sin embargo, conforme aumente la seriedad del pantalón estos detalles dejarán paso a otros como botones de asta o sintéticos en la bragueta, ausencia de todo tipo de etiqueta y logo exterior, costuras disimuladas, etc. 

Una de las grandes ventajas de los pantalones de sport es el inmenso número de colores entre los que se puede elegir. La elección de uno u otro puede cambiar totalmente el aspecto final del conjunto. Aunque la timidez es el mayor enemigo del estilo, hay colores que sin ser especialmente llamativos aportarán un look alegre, juvenil y desenfadado a todo el atuendo. 

Si bien, como ya hemos analizado, en cada estación del año hay unos colores más deseados que otros para vestirse, hay algunos, como el burdeos, el azul claro, el verde militar, el marrón claro o el caqui que se pueden vestir en todas las épocas del año y por todos los caballeros sin importar su edad ni sus condiciones físicas. 

Desgraciadamente, al igual que ocurre con los zapatos de sport, los pantalones de sport con un mínimo de estilo no abundan ni en número ni en variedad por lo que nos tocará buscar bastante hasta dar con ese par que aporte el toque final a nuestro conjunto informal.

Jeeves
elmayordomo@extraconfidencial.com