Menú Portada
Atando cabos

Los pantalones de ETA

Julio 20, 2011

“El PP nos puede pillar con los pantalones bajados”. Esta frase de la banda terrorista ETA captada y recogida por la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y que este miércoles desvelaba el diario la Razón, coloca a la lucha antiterrorista en una dimensión bien diferente a la que nos está vendiendo el Gobierno. Según explican expertos policiales, la banda terrorista se ha reorganizado. Ha dispuesto una nueva estructura logística y está en condiciones de volver a la actividad.

Según esas comunicaciones etarras, la reorganización se debe al temor que tienen a un triunfo del PP en las elecciones. Saben y conocen por la experiencia más reciente que la propuesta que hagan a un supuesto Gobierno de Rajoy no tendrá la respuesta entusiasta que tuvieron con Rodríguez Zapatero. De ahí la necesidad de rearmarse, de reorganizar, en la medida de lo posible, la estructuras criminales para demostrar al futuro Gobierno del PP que no están acabados y que puede hacer mucho daño. De esto ahora existe constatación por escrito, pero desde hace tiempo lo estaban denunciando, de forma particular, algunos policías y guardias civiles que trabajan a pie de calle en la lucha contra ETA.    

La policía no piensa que ETA este en su peor momento

Hemos escuchado hasta la saciedad y seguiremos escuchando que ETA está en su final. Que la banda terrorista está agotando sus últimos momentos en la historia. Que nunca ha estado tan debilitada como ahora, y que sólo falta que anuncie su disolución. Argumentos que ha utilizado y utiliza sobre todo el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y el candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba. Pero la realidad parece ir por otro camino. No es cierto, según denuncian algunos miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Y exponen varios argumentos.

1º Que ETA sigue teniendo lo más importante: “gente y dinero”. Aunque hayan decidido recientemente renunciar por un tiempo al cobro del llamado “impuesto revolucionario”, lo cierto es que siguen ingresando “cuotas voluntarias y ahora dispondrán además de las fuentes de financiación consecuencia de los ingresos que se recauden desde los Ayuntamientos gobernados por Bildu

2º Que las últimas operaciones y detenciones demuestran que sigue teniendo infraestructura. Recientemente fueron descubiertos varios zulos, de los que se desconocía por completo su ubicación. Según los expertos policiales “es más que probable” que mantengan otros zulos con más armamento”

3º Que la tregua sirve para un doble objetivo: político y militar. Por un lado han conseguido, de nuevo, colarse en los Ayuntamientos y las instituciones. Aquí el pacto del disimulo consiste en que Bildu no reconozca a ETA, pero ETA si reconoce a Bildu, tal y como dejó claro en su ultimo comunicado del pasado 7 de julio publicado en Gara. Y por otro lado, la tregua facilita el seguir nutriéndose de información y medios logísticos “por si la actual situación revierte”.

No es tan cierto, por tanto, lo que nos están vendiendo y repitiendo. La banda terrorista está incluso más fuerte que hace unos meses. Y así continuarán a la espera de lo que suceda en las elecciones generales. ETA cambia de “pantalones”, pero siempre quiere tenerlos puestos.    

Juan de Dios Colmenero es Redactor Jefe de Nacional de Onda Cero Radio