Menú Portada
Mensaje en una botella

Los jóvenes del anuncio de Loewe no existen

Marzo 15, 2012

Me encanta vivir rodeado de personas coherentes. Estos días no dejo de escuchar y leer críticas contra el anuncio televisivo de Loewe en el que aparecen el actor Martín Rivas (protagonista de El internado de Antena 3), María Forqué (hija de Verónica Forqué) o Lucía y Helena Cuesta (sobrinas de Ana Belén). Como son “unos pijos”, sólo merecen el desprecio social porque la juventud actual “es muy distinta a la que aparece reflejada en este anuncio”, que recoge el estereotipo de “niños bien” que no coincide con la mayoría social. Uno de los muchos comentarios que convirtieron a Loewe en trending topic mundial en Twitter lo resume bien: “Es una auténtica vergüenza que Loewe diga que representan a un amplio sector de la juventud española”.

Cuánta razón. Casi todos jóvenes del siglo XXI viven a duras penas y no disfrutan de comodidades en esta repugnante sociedad capitalista a la que nos abonamos hace décadas. No saquean a sus padres hasta extraerles el hígado. Se conforman con ropa heredada de los hermanos mayores o de marca blanca, utilizan cualquier teléfono móvil sin importar su velocidad de conexión a internet, limitan mucho sus gastos en fin de semana para evitar el despilfarro, conducen vehículos de segunda mano o rechazan cualquier ayuda económica de sus progenitores porque prefieren ponerse a trabajar para pagar ellos mismos sus gastos. Incluso, si pueden, aportan una cantidad de sus ingresos a la economía familiar para ayudar al sostenimiento del gasto común.

¿Sabéis si han colgado al publicista?

No hay duda de que el anuncio de Loewe sirve de espejo a unos jóvenes sacados del mundo de los sueños. Nunca veremos a una chica exclamar: “Es un rollo hacerse mayor”. Jamás nos toparemos con otra que diga: “Estar enamorada es superguay”. Es imposible encontrar a un chico que proclame: “España es única, Spain is different”. Y está por llegar el día en que nos encontremos con un chico que explique: “El secreto de un buen beso es darlo con ganas”.

Cuánta justicia han hecho los comentarios tuiteros que auparon a Loewe a la categoría de trending topic mundial. El rebosante sentido común y el profundo conocimiento de la realidad que destilan algunos comentarios recopilados por Vertele.com, hacen que podamos considerarlos verdaderos ejemplos de sabiduría moderna: “Acabo de ver el anuncio e Loewe y ya estoy deseando arrancarme los ojos y oídos. ¿Sabéis si ya han colgado al publicista?” “Loewe, ¿qué has hecho? ¿Quién diseñó la campaña?” “Algunas de mis neuronas se acaban de suicidar al terminar de ver el anuncio de Loewe.”

Todavía habrá algún columnista ignorante que pondrá en duda la oleada intelectual de rechazo a la campaña de Loewe. Si alguna vez hizo falta una reacción contraria a un anuncio televisivo, no hay duda de que es esta vez. Porque, como ha quedado demostrado de manera apabullante, la juventud que aparece en el spot no se parece ni por asomo a la juventud que transita por la vida de este año 2012. Son tan diferentes los jóvenes de hoy en día a los que aparecen en esta campaña publicitaria que resulta insultante. Los jóvenes del anuncio de Loewe no existen, ¿verdad?

 

Juan Diego Guerrero es director de Noticias Fin De Semana en Onda Cero

Sígueme en Twitter: @juandiguerrero