Menú Portada
Entre alfileres

Los Goya visten Madrid

Febrero 10, 2014
pq_939_goya_portada.jpg

Llegó y pasó el mejor escaparate para la moda española; a pesar de que muchas actrices confían cada vez más en modistas foráneos. La alfombra de los Goya se ha puesto a los pies de las actrices y los zapatos que más la han pisado han sido los de Jimmy Choo. Estupendos y envidiables.

Lo vintage está de moda y así ha quedado demostrado en la alfombra roja. El estilismo que más ha destacado ha sido lo clásico; hemos visto sedas, brocados y las colas tipo sirena, como la que ha lucido la gótica Aurea Garrido, vestida por la italiana Alberta Ferretti.

Lorenzo Caprile en las mejores y también peores vestidas

Uno de los diseñadores que más trabajo ha tenido estos días ha sido el madrileño Lorenzo Caprile. Sus trajes de alta costura han lucido entre las mejores y peores vestidas de la noche. Nathalie Poza no ha terminado de convencernos. Error para una noche tan especial.

Entre las mejores Macarena Goméz, a quien le sobra el marido, las gafas del sol y la boa de zorro que luce en la mano.

El negro ha sido la elección mayoritaria entre las chicas, seguido por el color tierra-ocre-maquillaje elegido por Michelle Jenner (impresionante el entallado de Naeem Kham); la sexi Juana Acosta y Claro Lago (quienes han optado por un Zuhair Murad brillante). Nieves Álvarez no ha arriesgado tanto como el año pasado. Más que especial estaba con su Ralph & Russo.

Las mejores vestidas las encontramos también entre el negro y el blanco. De negro destaca la dulce Silvia Abascal. Imposible decir más con un vestido-pantalón, más cómodo de lo que parece, con un troquelado de vinilo en el lateral. El Yan recae en Dafne Fernández. Su Carolina Herrera, blanco nuclear, la ha tapado bastante más que en otras ocasiones.

Por fin hemos traído el glamour de Hollywood al Centro de congresos Príncipe Felipe. Lo hemos visto no solo en los vestidos y en los zapatos, también en los complementos y en las joyas de Bulgari, Carrera y Carrera, Tous o Bárcena, entre otras. Y por verse, se ha visto hasta en el pelo: recogidos, melenas, ondas… aunque el próximo año deberían dar más importancia a sus looks capilares.

Y, ¿qué decir de ellos?

Los hombres han superado todas las expectativas y han estado a la altura las circunstancias. El esmoquin ha sido lo más repetido de la noche. Tradicional con un toque moderno, este se ha conseguido gracias al toque pitillo, más conocido por Slim fit. José Coronado de Armand Basi y Hugo Silva, de Paco Varela, encajaban a la perfección.

Eduardo Noriega no se ha quedado a la zaga a pesar de haber apostado por la corbata, junto con Bardem y pocos más.

La nota

En esta ocasión no hemos visto zapatillas pero si gafas de sol a pesar de la lluvia que caía esa noche en Madrid. Asunta Serna, Loles Leon y Macarena Gómez deberían haber pensado en su estilismo y en el de su pareja.

Por Garbo