Menú Portada
Entre alfileres

Los chicos lucen palmito en la entrega de los Oscar

Marzo 3, 2014
pq_939_oscar-portada.jpg

Después de tanta gala y tanta pasarela, andamos un poco saturados de vestidos y de chicas luciendo cual modelos sin serlo. Vemos vestidos largos por todas partes, soñamos con Dior, despertamos con Valentino y comemos con Versace. De hecho por la noche, cuando no duermo, no cuento ovejas, sumo trajes de gala y lo peor es que lo voy a seguir haciendo.

Esta semana me voy a dar un homenaje y voy a cambiar la falda larga y el tacón, más de lo mismo, por el esmoquin y el zapato de charol.

El peor de la noche

Preparada, lista y dispuesta a alegrarme la vista y a pasar un buen rato viendo la alfombra roja de los Oscar 2014, llegó Murphy e hizo honor a su nombre. Apareció en mi televisor Pharrell Williams o ¿era su Peter Pan? Casi que le prefiero vestido de cantante de rap. Y ¿qué decir de su Campanilla? ¿Del pelo? ¿Del anillo? ¿Del reloj? Ahhhhh ¿y los zapatos de ella? ¿Y esa especie de babero que lucia lleva? Lo mismo le habían soplado lo de la pizza. En resumen: un horror tal que hasta me sobra la h.

Los mejores

Los chicos empiezan a disfrutar de la moda y en esta gala se ha notado. Los había elegantísimo como el inglés Benedict Cumberbatch o el guapísimo marido de una embarazadísima Elsa Pataky. Chris Hemsworth arriesgó con el color vino y acertó de calle. Bradley Cooper no se quedó a la zaga. Espectacular y sencillo. Largo adecuado, zapato de charol, sobriedad. Especial.

Los fallos

Pero… todavía necesitan pulir y perder un poco más el tiempo en las pruebas de sus trajes. También son mortales y tienen que lucir el esmoquin, al igual que ellas, del diseñador de turno. Falló en exceso el largo el pantalón. Pocos, muy pocos iban perfectos. El que no lo llevaba largo, lo llevaba corto. Otros iban demasiado apretados.

Y ¿qué decir de los zapatos? Con lo sencillos que es elegir un zapato de charol, fino, con cordones. Pues tampoco en esto acertaron mucho.

A pesar de todo arriesgaron y triunfaron, en conjunto. Los colores más repetidos fueron el blanco, el azul, el granate y el negro.

Los ganadores

A Matthew McConaughey, ganador de un Oscar, le falló la extrema delgadez y más cosas… mezclar el blanco y el negro es más que complicado a veces… en su caso, la americana blanca junto con el chaleco y el pañuelo negro no fueron un buen acierto. Además, ha debido encoger, el pantalón le quedaba algo largo.

Claro, que su compañero de foto, el ganador del Oscar al mejor actor de reparto, tampoco se quedó a la zaga. A Jared Leto le fallaron varias cosas pero quizá lo peor fue ese look Jesucristo Superstar.

En definitiva que menos mal que ellas, Cate Blanchett, con un Armani color nudé y aplicaciones y Lupita Nyong’o, la mexicana-keniana, cual diosa griega, con su Prada en tono aguamarina, con incrustaciones y escote en V, salvaron la foto de los ganadores de la 86º Ceremonia de los Oscar. Enhorabuena a los premiados. 

Garbo