Menú Portada
Atando cabos

Lo hacen por fastidiar

Julio 16, 2012

Se lo escuché a un diputado nada más concluir el Pleno del Congreso del pasado miércoles 11 de julio. Fecha que ya quedará señalada en el “calendario horribilis” del Gobierno: “Lo hace por fastidiar. No hay derecho”. Pues sinceramente no lo creo. No hay derecho a pensar eso. Sinceramente y apelando a una palabra repugnantemente de moda “que se jodan”, no creo que un Presidente del Gobierno haga las cosas para “que se jodan” los ciudadanos. No.

De la misma manera que José Luis Rodríguez Zapatero, en aquel otro Pleno fatídico de mayo de 2010 donde anunció los mayores recortes para funcionarios y pensionistas, no pensó en cual era la mejor manera de  fastidiar al ciudadano, ahora, en el Pleno  de 2012, es completamente absurdo y malintencionado pensar que Mariano Rajoy anuncia los mayores recortes de nuestra reciente historia democrática porque le gusta “joder” al ciudadano. Los dos hicieron y están haciendo cosas en contra de sus propios principios. Los dos tuvieron que asumir y asumen el correspondiente coste político. No es lo que asuman, es que no les importa. Rajoy no piensa en términos electorales. Su única obsesión es ver algo de luz al final del túnel y que esa luz llegue cuanto antes. No piensa en nada más.

Ni Zapatero entonces, ni Rajoy ahora recortan y recortan porque piensen que es la mejor de sus políticas, lo hacen porque estaban y están obligados. Es lo que hay. Es el precio que hay que pagar para seguir en el euro, para seguir en Europa. Otra cosa es que la política europea de austeridad sea o no la acertada. Otra cosa es que el BCE debería haber inyectado con urgencia liquidez para comprar deuda soberana de los países, otra cosa es que Alemania y lo países satélites estén pensando, ellos sí, más en sus electores que en el futuro del euro.  

El tiempo, los datos, las circunstancias y la calle darán o quitarán razones

Así las cosas, el último Consejo de ministros consagró lo que había anunciado días antes en el Presidente del Gobierno. Subida del IVA, supresión durante un año de la segunda paga  a los funcionarios, recorte en el seguro de desempleo, reducción de concejales, supresión de la deducción por compra de vivienda, etc… Medidas, la mayoría que no sólo no estaban incluidas en el programa electoral del PP, sino que va en contra de los principios políticos esenciales de Mariano Rajoy, Cristóbal Montoro y Luis de Guindos. Pues ahora se ha instaurado un principio nuevo: hacer lo contrario de lo que piensas porque no hay más remedio. Entendiendo la excepcionalidad, el problema no está en hacer lo que no dijiste que harías, sino en que si lo que haces servirá o no para algo. Rajoy dijo el pasado miércoles que rotundamente, SI. Veremos. Sólo el tiempo, no demasiado, los datos, las circunstancias y la calle darán o quitarán razones a un Gobierno que, ahora sí y de forma dolorosa, está exponiendo la realidad a los españoles.

Juan de Dios Colmenero es Redactor Jefe de Nacional de Onda Cero Radio