Menú Portada
Entre alfileres

Las gafas, el complemento más imprescindible del verano

Junio 3, 2014

Si quieres ser alguien este verano necesitas unas gafas de sol, pero no unas cualesquiera. Una persona especial necesita destacar por un accesorio imprescindible y las espejadas, aquellas que los cristales parecen espejos, son las que precisas. Y además las hay de diferentes colores.

Gafas vintage en pleno siglo XXI

Lo retro ha llegado al mundo de los anteojos. A las espejadas puedes añadir las clásicas Aviator con cristales de colores o polarizados e incluso las míticas Wayfarer, ambas de Ray-Ban y que han adaptado, léase copiado, todo tipo de firmas.

En verano los días son largos y el sol intenso. Por la mañana puedes apostar por un modelo con cristales redondos, los quevedos que usaba John Lenon, por ejemplo, y si quieres arriesgar aún más, anímate y elige aquellas cuya montura también es redonda y además va estampada en las patillas. Sumamos unos años, casi una década y recuperamos las Ray-Ban Erika Velvet, montura de metal con lentes también espejadas y de diferentes colores. Todos ellos muy vivos para dar luz a la cara y resaltar el moreno.

A cada cara un tipo de gafa

A la hora de elegir las lentes para este verano es imprescindible saber cuáles elegir y para ello lo mejor es conocer tu rostro. Si tiras a bola, para verte menos redondo y que se te acentúen más tus facciones, necesitas que las monturas sean angulosas. Si por el contrario tu cara parece más un cuadrado, ahí las más acertada serían las que usaba John Lenon. ¡Mira! Aquí tienes suerte. Están de moda este año. También las redondeadas les van bien a las rostros alargados y las rectangulares (nada de moda, por cierto) son ideales para los triangulares.

También tienes que tener en cuenta tu color de piel y de pelo. Si te gustan las gafas de Audrey Hepburn y eres rubia no vas por buen camino. Ten también en cuenta el sustento de la montura. La nariz es importante para respirar, para definir tu personalidad y para elegir las antiparras.

Por Garbo