Menú Portada
Otras opiniones

Las estaciones de esquí más chic donde perderse el Fin de Año

Diciembre 22, 2011

Una de las grandes ventajas de nuestro país es que durante las estaciones más calurosas del año podemos disfrutar de preciosas playas y calas y durante las más frías de una gran variedad de estaciones de esquí. 

Sin embargo, los verdaderos amantes de este deporte saben que fuera de nuestras fronteras se encuentran las pistas más largas y anchas así como la nieve natural más tentadora. Y todo ello acompañado de resorts de auténtico lujo y sobre todo alejados de las multitudes que abarrotan los remontes durante estas fechas en nuestro país. 

En Estados Unidos encontramos muchas de las pistas y resorts más exclusivos. La calidad de la nieve así como los fuera de pista y bajadas para todos los niveles las colocan sencillamente en otra dimensión. 

Aspen en Colorado permite deslizarse por varias de sus montañas, lo que hace que podamos pasar toda una semana experimentando diferentes bajadas, paisajes, restaurantes etc. Para aquellos amigos o miembros de la familia que no esquíen, Aspen ofrece también infinidad de actividades paralelas. Desde pasear por senderos de nieve preparados para tal fin, galerías de arte, tiendas de los diseñadores más exclusivos hasta uno de los mejores post-ski del mundo. 

En Colorado también encontramos Vail, una de las estaciones más rápidas y con mayor número de kilómetros esquiables. A todo esto hay que añadir las múltiples actividades paralelas como snowmobiling, trineos con perros o pistas de hielo que seguro entretendrán a aquellos que solo nos acompañen. 

Stowe en Vermont es otra de las estaciones americanas más conocidas. Su fama se debe a contar con una de las verticales más largas de la zona, por sus vistas paradisiacas así como por sus 60 restaurantes y 90 tiendas. 

En Europa también podemos presumir de tener muchas de las mejores estaciones de esquí del mundo. Bastará con acudir a los Alpes italianos, concretamente a la estilosa localidad italiana de Cortina, o a Zermatt en Suiza para deleitarnos con su maravilloso ambiente y sus increíbles pistas. 

A los pies del Mont-Blanc está otra de las pistas europeas con más caché y que puede presumir de haber albergado hasta unos juegos olímpicos de invierno. La vertical de casi 3km y la pista de 22 km hace de la francesa Chamonix uno de los destinos preferidos de los esquiadores europeos. 

Otras estaciones europeas como Kitzbuhel, St. Anton o Innsbruck, además de ser mundialmente conocidas por sus pistas también los son por ser consideradas por muchos esquiadores como las mejores en cuanto a ambiente post-ski se refiere. 

Dionysos 

dionysos@extraconfidencial.com