Menú Portada
Mensaje en una botella

Las dos Españas

Junio 17, 2010

Hay dos pero sólo puede quedar una. Sólo una de las dos Españas es posible. Sólo una de ellas sobrevivirá a los vaivenes de los tiempos venideros. Una de estas dos Españas te hará feliz, te llenará el corazón de gozo y te hará sentir orgulloso de ser español. La otra España, en cambio, va a convertirte en uno de esos cubitos que te acechan en el frigorífico.

Españolito que vienes al mundo, te guarde Dios. Una de las dos Españas ha de helarte el corazón”. Cuando Antonio Machado escribió estos versos no había nacido uno solo de los 23 seleccionados de Vicente Del Bosque. El poeta sevillano fue precursor de la batalla campal que se libra actualmente en este inmenso campo de fútbol que es España.

El refranero nacional sentencia: “De fútbol y medicina, todo el mundo opina”. Y ya que el fútbol cura cualquier mal que la medicina no alcanza a sanar, hemos preferido elegir la pregunta de Deportes en la partida de Trivial. Después de su traspié ante Suiza, no hay español que desdeñe tomar partido a favor o en contra de la selección nacional de fútbol. Y si hay alguno que lo desdeña, corre el peligro de ser expatriado. 

Se lo tienen creído

Sólo hay dos Españas posibles: la que defiende a la selección con denuedo y la que ataca a la selección sin misericordia. Una de las dos Españas tiene razón. Una de ellas demostrará que la confianza o la desconfianza en estos 23 futbolistas tiene razón de ser. Una de ellas se alzará victoriosa en esta batalla que puede acabar el viernes próximo… o no.

Si la batalla acaba, querrá decir que los jugadores de la selección son unos sobrados que se lo tienen creído. Habrán mancillado el nombre de España hasta borrarlo. Si la batalla continúa querrá decir que los 23 de Del Bosque son héroes trágicos capaces de levantarse del suelo. Habrán devuelto el golpe hasta lograr la victoria.

Entre los medios de comunicación, hay dos claros ejemplos de las dos Españas. Paco González y los enviados especiales de Telecinco se emplean a fondo en augurar que España sabrá sobreponerse al infortunio. Parece natural que cuanto mejor le vaya a la selección, más público sintonizará la cadena. En la acera de enfrente, el diario británico The Times se dedica a magnificar las insinuaciones que había hecho días atrás el periódico español El Mundo. Según estas insinuaciones, la periodista Sara Carbonero es la que desestabiliza a su novio y portero de la selección. Iker Casillas, de acuerdo con la versión del Times, es el responsable del gol que se tragó España frente a Suiza.

Mi nombre es Nadie

Si no has tomado partido por una de las dos Españas es porque eres como el protagonista de ese anuncio de aire acondicionado en el que la máquina no detecta presencia humana alrededor. O sea, que no existes. Mas no podrás proclamar “Mi nombre es Nadie” porque ni eres Ulises ni Polifemo te dará margen para la treta.

El viernes que viene, cuando España se enfrente a Chile, cerrará su participación en la primera fase del Mundial de Sudáfrica. Para entonces, una de las dos Españas te habrá helado el corazón. Afortunadamente para ti, podrás combatir esa sensación heladora porque habrá llegado el verano y hará más calor que ahora.

 

Juan Diego Guerrero es director de Noticias Fin De Semana en Onda Cero

jdguerrero@extraconfidencial.com