Menú Portada
¡Qué fuerte!

Las cosas, mejor con un poquito de humor

Septiembre 29, 2011

Nos hace falta un poquito más de humor en la vida. Leo tres noticias relacionadas entre si, no por el contenido, sino por el continente y no cabe la mayor duda de que tendríamos que ser menos exigentes y más tolerantes. Las tres están relacionadas con mujeres y con sexo, por llamarlo de alguna manera. Una cuenta que una actriz llamada Leisha Hailey fue expulsada de un avión por besar a su novia. Dice la noticia que el “altercado” se produjo en pleno vuelo, lo que significa que, si fue expulsada del avión, tuvieron que tirarla al vacío… Bromas aparte, la compañía aérea sostiene que la expulsión se produjo no por el género, sino por el comportamiento excesivo, vamos, que se comían vivas en el avión. Pues la verdad, tampoco es para tanto. Nos escandalizamos por una demostración de amor en un lugar público y seguro que en el avión iba un niño jugando a un video juego de matar gente y esas cosas y no pasa nada.

La dictadura del Photoshop y de la ropa interior

Hay otra noticia que cuenta que una política canadiense, Rathika Sitsabaisen, de 29 años, y primera mujer de origen Tamil que accede al parlamento de Canadá, ha visto mermar sus pechos en una fotografía oficial porque a los de la web del parlamento les parecían demasiado exuberantes. ¿Qué han hecho? Pues han retocado el escote de la fotografía y la han dejado prácticamente plana a la pobre. Y mientras, el resto de mujeres del mundo queriendo operarse para tener más. Es el mundo al revés. Y la última noticia a la que me refería de las tres es que, Brasil, ha pedido que se retire un anuncio de ropa interior en el que sale Gisele Bündchen, y no porque salga en paños menores y enseñando bastante sino porque, en el anuncio se dice algo así como que si tienes que darle a tu marido una mala noticia, es mejor dársela en ropa interior bonita que vestida. Bueno, pues por esto se ha montado un pollo impresionante y la Secretaría de Políticas para las Mujeres de la Presidencia brasileña ha pedido la suspensión del anuncio por considerar que refuerza el estereotipo de las mujeres como objetos sexuales de sus maridos. Alucinante. Manifiestan su “repudio” ante el anuncio. Incluso el año pasado retiraron un anuncio en le que Paris Hilton promovía una cerveza brasileña por ser demasiado sexy. Qué cosas. Y luego resulta que Brasil es uno de los países con más turismo sexual del mundo. Esto no hay quién lo entienda.

Siempre hay quién no tiene nada mejor que hacer y se dedica a fastidiar a los demás. Si este tipo de gente se dedicara a cosas serias no tendrían tiempo para criticar estas chorradas. Es como un anuncio que hay sobre el autocontrol de la publicidad. Inmediatamente después de salir este anuncio, vienen seguidos otros siete de productos estafa, por ejemplo.

Es normal que la gente demuestre su cariño, las demostraciones de amor son bonitas y no habría que censurarlas. Es normal que las mujeres tengamos pechos y escotes. Es normal que se hagan anuncios con algún tipo de gancho para vender más. Y si mezclamos todo esto y nos lo tomamos con un poquito más de humor, seríamos más felices y afrontaríamos mejor el resto de problemas que nos rodean.

Rosana Güiza

rosanagüiza@extraconfidencial.com