Menú Portada
¡Qué fuerte!

Las comuniones civiles de Podemos

Octubre 30, 2015
podemos

Que cada uno hace con su vida lo que quiere, está más claro que el agua, pero cuando uno hace lo que le da la gana, principalmente debería mirar si con ese acto o decisión va a hacer daño o no a los que le rodean. Eso debería ser lo ideal, lo que pasa es que muchas veces algunos actúan, fundamentalmente, para ver si fastidian al que está al lado. Entonces ya la cosa no va por buen camino. Es la sensación que tengo con lo que ha pasado en el Ayuntamiento de un pueblo de Málaga, el Rincón de la Victoria, donde los de Podemos que ahora mandan allí, han decidido hacer “comuniones civiles”. Les precede otro pueblo de la misma provincia en la idea, El Borge, donde ya han celebrado “bautizos civiles”.

Sinceramente, no veo otra causa que no sea la de tocar la moral a los que profesamos la religión Católica. Aunque también tendría que darnos igual esta pamplina que se han inventado con el fin de obtener unos ingresos fáciles para el consistorio o más bien para el que oficie el acto, porque cobran alrededor de 80€ por celebración. ¡Menuda tontería! Ni si quiera es motivo de ofensa si creen que con ello lo iban a conseguir. Más que nada es el ridículo lo que hacen porque, mira si hay maneras de celebrar que un niño pasa de serlo a ser preadolescente, como ellos lo llaman. De toda la vida ha habido en España las llamadas “puestas de largo”. ¡Podían retomarlas! Una fiesta y punto, sin nadie que cobre por hacerlo oficial. Se reunía a la familia, a los amigos y todos a divertirse. Pero querer compararlo con una comunión o con un bautizo es un error tremendo.

Voto e ideología

Cada persona tiene que asumir que, dependiendo lo que vote, va unido a una ideología y a unos valores. Votar a Podemos significa tener cierta ideología que va en contra de los valores religiosos y, quien decide bautizar o comulgar civilmente, no es un guay por hacerlo sino un ignorante que no sabe que eso son dos sacramentos que significan entrar en el mundo de la Iglesia y del Catolicismo. Son símbolos que te comprometen a ello. De ahí que hacer de eso un acto civil no tenga sentido ya que, ¿con qué te compromete?, ¿a qué empiezas a pertenecer? ¿A Podemos? Si es así perfecto. Pero si no, lo lógico sería celebrar en la intimidad que un hijo ha nacido o que pasa a ser adolescente o que le ha salido barba, lo otro son incongruencias y ganas de buscar polémica y llamar la atención.

Es cierto que no estamos de acuerdo en todo lo que mayormente profesamos, tanto en política como en religión. En cada partido y en cada ideología habrá cosas que nos gusten mucho y otras que no nos gusten nada, pero el respeto no es cuestión de política ni de religión, es cuestión de educación y esta gente demuestra no tener ninguna de las dos cosas, además del atrevimiento del que cree saber y en realidad es un ignorante. Lo de siempre. No hay valor a copiar actos de otras religiones y ridiculizarlos por miedo. ¡Qué valientes!

Rosana Güiza

rosana@rosanaguiza.com