Menú Portada
Atando cabos

Las cicatrices de Rajoy

Abril 22, 2012

Al Gobierno del PP y a Mariano Rajoy le está ocurriendo algo que ha sido una constante cuando eran oposición y que ahora tiene mayor relevancia, como es lógico, en su dificilísima tarea de Gobierno: no saber explicar suficientemente las decisiones sobre todo cuando estas son aparentemente polémicas. Le ha ocurrido con todos los ajustes y reformas para contener el déficit y poder salir de la crisis. Falta de coordinación y explicación. Le ha ocurrido con la subida de impuestos, con la amnistía fiscal, con los ajustes en sanidad y educación. Mientras veíamos que un PSOE descompuesto internamente es capaz de convocar 17 ruedas de prensa al mismo tiempo en todas las Comunidades Autónomas para denunciar a la ligera la “destrucción del estado de bienestar“, el Gobierno permanecía con declaraciones salteadas entre Ministerios y explicaciones en ocasiones confusas desde Moncloa.

Bien es cierto que deben pensar que ahora no hay elecciones a la vista y que quedan cuatro años para los siguientes comicios generales. Un escenario que ciertamente les otorga un margen para poder hacer ahora, al principio de legislatura, todos aquellos recortes y medidas impopulares que supongan mayor esfuerzo. Pero todas deben ser explicadas a los ciudadanos. La gente olvidará si en un año y medio, o dos años, resulta que estamos creciendo económicamente y creando empleo, pero las heridas de ahora seguirán siendo cicatrices y esas también permanecerán. Por eso el Gobierno debe fajarse en explicar mucho más todo lo que está haciendo. Y cuando crea que lo ha explicado, entonces, seguir explicándolo. 

La trampa de RTVE. La actual Ley ya contemplaba la elección por mayoría del presidente

El último ejemplo de esa falta de explicación lo tenemos en la renovación del ente público de RTVE. Un asunto que en realidad es una trampa de Rubalcaba bien tendida al Gobierno del PP. Resulta que llevamos varios años sin presidente de RTVE. Resulta que varios consejeros anuncia que abandonan sus cargos, que existe un vacío de poder que influye directamente en la gestión del ente público, y resulta que nadie hacía nada y todo estaba parado. La Ley actual fue aprobada en 2006, y fue precisamente el PP en la oposición quien, de la mano del entonces portavoz, Eduardo Zaplana, desbloqueo la elección del presidente del ente público. Esa Ley es la misma que la actual. La misma que va a continuar vigente. Es decir, la elección del presidente de RTVE será por mayoría de dos tercios de la Cámara, por consenso de los grandes partidos. Pero en caso de bloqueo, la elección se realizará por mayoría simple.

Es lo que estable la disposición transitoria cuarta de la Ley de Zapatero. O mejor dicho, de la Ley que pactaron en su momento Zapatero y Rajoy. No es cierto, por tanto, que el Gobierno del PP modifique la Ley para imponer al presidente, ya estaba contemplado. El nuevo Real Decreto modifica tan sólo el tiempo establecido para evitar una situación de bloqueo que pasa de dos meses a 24 horas. En la actual negociación, además, Mariano Rajoy, propuso un nombre a Rubalcaba que el líder del PSOE no aceptó. Así ha ocurrido, y así está contemplado en la Ley. El problema, nuevamente, quizá sea la falta de explicación. Algo que, con el tiempo, puede quedar como cicatriz en caso de no ser explicado.

Juan de Dios Colmenero es Redactor Jefe de Nacional de Onda Cero Radio