Menú Portada
Otras opiniones

Las chicas del Gobierno, fiel reflejo de la “nadería” ZP

Enero 10, 2010

Si uno retira la inmensa hojarasca que envuelve todo el Gobierno socialista (¡o lo que sea!), se percata de inmediato que nuestros dineros, lo que se nos incauta a diario a los ciudadanos por parte de las cinco administraciones que padecemos, están en las peores manos posibles. Y no hay arreglo.
 
Porque aunque parece que Zapatero es un recién llegado al poder lleva ya seis años chupando del bote y recreándose en la mamandurria. Eso sí, lo que no se le va es la cara de Mr.Bean idiotizado y de felicidad que supone vivir en Moncloa y ahora codearse con los grandes del mundo. Mientras el país se hunde por lustros y la miseria es ya su gran herencia a los ciudadanos de este país.
 
Un dato: la generación de españoles mejor preparada de toda la Historia de España, esos jóvenes entre los 20 y 30 años, contemplan su futuro con un pesimismo total y si no emigran –como antaño-, su futuro no es otro que el paro o el subempleo. Lo demás, son cuentos, señor Presidente.
 

Lo de sus ministras

Una de las muchas imbecilidades de este particular Mr. Bean es haber instituido por Ley la cuota de géneros para ocupar el poder. Como si el talento tuviera algo que ver con ser hombre o ser mujer. Le recuerdo a este vallisoletano que todo lo ignora que en los años 80 hubo una primera ministra en el Reino Unido que resultó una gran estadista y estuvo 14 años en Downing Street sin necesidad de recordar su condición de fémina.
 
González Sinde, a la que desde el BOE se llama ministra de Cultura, es el paradigma de toda la insensatez posible desde un coche oficial. No sé ha visto jamás por estos lares tamaña incompetencia. Un Gobierno “socialista” y progresista que se enfrenta desde el primer día a los internautas lo dice todo. Luego puede venir lo de la joven “bailaora”, una tal Bibiana Aído, que perpetra un día sí y otro también disparates de los que sólo tendremos cabal idea cuando pase el tiempo.
 
Acto seguido podemos citar a una tal Cristina Garmendía –que se hizo rica mediante las subvenciones oficiales en su holding Genetrix-, y que todavía no ha dimitido cuando toda la comunidad científica está en pie de guerra por haber bajado el presupuesto de investigación en un 15 por ciento, mientras dedica millones de euros a favorecer a tres cocineros vascos.
 
Y no quiero olvidarme de otra tal Elena Salgado, vicepresidenta económica, que en la vida civil no llegó a otra cosa que a ayudante de Emilio Novela a la que recogió por caridad en la otra poderosa inmobiliaria Vallehermoso.
 
Total: un disparate tras otro a cargo de la política de “cuota”. Cuando uno echa la vista atrás y observa el nivel de los ministros de Felipe González (no quiero referirme a los del PP), puede colegir con justeza que todo tiempo pasado fue mejor.
 
¿Qué hará falta para que los españoles de la actual hora pongamos contra las cuerdas a ese atajo de incompetentes (y otras cosas) que se sientan en la mesa del Consejo de Ministros presididos por un tal Zapatero?
Simplemente, hacer lo que los ciudadanos del Reino Unido están haciendo con Gordon Brown…Y eso que el “brithis” fue el primero de su clase en St Andrews….
 

Graciano Palomo es periodista y escritor, director de Ibercampus.es y comentarista en Veo7