Menú Portada
El mayordomo

Las 10 prendas obligatorias de un armario intemporal

Octubre 30, 2011

No es necesario contar con un amplio armario para afrontar de manera elegante el día a día según pasen los años. Sin embargo, sí resulta primordial acertar en la elección


Cada día resulta más importante pensar bien qué nueva prenda entrará en nuestro armario. La difícil situación económica por la que se está pasando no permite errar en las decisiones y según apuntan los expertos, esto hace que las compras sean cada vez más racionales y menos impulsivas. 

Una de las ventajas que tiene el hombre sobre la mujer es la posibilidad de, contando con un armario de reducidas dimensiones, alternar sus prendas sin dar la impresión de repetir conjuntos. 

A pesar de lo que puedan pensar algunos caballeros, el tener un buen armario no requiere de un gran esfuerzo ni de tiempo ni de dinero. No obstante, sí resulta fundamental optar solo por aquella ropa que sepamos que no pasará de moda y que nos acompañará a lo largo de los años. 

1- Un abrigo largo azul marino 

Una de esas frases inglesas más extendidas sobre el vestir masculino es la que apuntaba que el abrigo es la prenda que diferencia a los adultos de los niños. Desgraciadamente hoy, al menos en España, el número de niños que llevan abrigos es bastante superior al de sus padres. 

Si no nos atrevemos con un abrigo que se prolongue por debajo de la rodilla sí al menos deberíamos tener uno que llegara casi hasta ella. Como hemos apuntado en reiteradas ocasiones, un abrigo clásico nunca pasa de moda y nos puede sacar de innumerables apuros a lo largo de los años; cosa, que por cierto, no harán ninguna de las chaquetas de moda del momento. 

Hay abrigos que sin tener por qué ser azules marinos son igualmente válidos. Un Chesterfield, un Covert o un Crombie serán siempre opciones que no pasarán de moda. Es importante señalar que los amantes de la máxima elegancia encontrarán en los abrigos cruzados un compañero inseparable que les protegerá del frio además de con elegancia, también con mucho estilo. 

2- Unos zapatos Oxford lisos negros 

El zapato Oxford es el modelo más formal, elegante y versátil de cuantos existen en la actualidad. Es idóneo para ser vestido tanto con un traje como con un chaqué por lo que hacernos con él resulta toda una obligación. 

Aunque el modelo Oxford cuenta con diferentes tipos de terminaciones, el clásico liso es el básico por el que deberíamos empezar a construir nuestro armario. Nunca nadie nos podrá echar en cara el haber escogido erróneamente nuestros zapatos si nos decantamos por este modelo a la hora de acompañar a nuestro traje. 

Con seguridad este modelo de zapato de ser de colores próximos al coñac podrá dar un toque especial a la mayoría de los colores de trajes más extendidos pero, no obstante, el color negro sigue siendo perfectamente válido de vestir también con casi todos ellos. 

3- Un traje azul marino 

Aunque hoy los trajes azules marinos se visten independientemente sea mañana o tarde, siempre es mejor reservar este color para la tarde-noche. Se vista por la mañana para ir a la oficina o por la noche para acudir a una fiesta, todo armario debería de contar al menos con un traje de este color. 

El azul marino resulta tan fácil de vestir que permite ser combinado con camisas y corbatas de prácticamente cualquier color y diseño. Esta particularidad proporciona a este traje la ventaja de poderse vestir incluso más de una vez a la semana con diferentes camisas y corbatas sin que se note que se está haciendo uso del mismo traje que se vestía en días anteriores. 

4- Un pañuelo de lino blanco de bolsillo 

Si he sido capaz de convenceros de que sin el obligado pañuelo de bolsillo no hay elegancia posible, seguro que habréis experimentado a la hora de escoger vuestro pañuelo con otros colores y ya el blanco apenas lo vistáis. Sin embargo, resulta siempre conveniente tener un pañuelo de lino blanco con el que adornar la chaqueta en los actos más formales y en aquellas ocasiones donde busquemos pasar lo más desapercibidos posibles. 

Aunque la existencia de pañuelos verdaderamente atractivos ha quitado el protagonismo al pañuelo blanco a la hora de acompañar a las chaquetas, este tipo de pañuelo puede combinar de manera elegante con la chaqueta mostrándose de manera clásica y paralela a la costura del bolsillo o como acertadamente hace D. Jaime de Marichalar, en forma de U invertida. 

5- Una camisa azul pálido 

Queremos cerrar este primer capítulo de las cinco primeras prendas claves del armario del caballero haciendo mención a un tipo de camisa que no puede dejar de estar presente en el fondo de armario del caballero: una camisa azul clara. 

Este tipo de camisa es el fondo que todo traje necesita para hacer combinar un difícil dibujo o una corbata con mucha personalidad. 

Como hemos apuntado en repetidas ocasiones un sencillo traje azul marino con una camisa de un azul claro y una corbata azul marino es un conjunto que además de caracterizarse por su sencillez también lo hace por su elegancia. 

En definitiva, no se trata de tener que poseer un enorme armario para poder afrontar el día a día de manera elegante. Poseyendo un número reducido, pero bien escogido, de prendas se estará en disposición de acudir con garantías de éxito a cualquier tipo de evento permitiéndonos además hacerlo con seguridad y estilo conforme pasen los años. 

Jeeves 

elmayordomo@extraconfidencial.com

Síguenos en http://twitter.com/#!/JeevesEM