Menú Portada
Atando cabos

La trastienda del debate Rajoy-Rubalcaba

Noviembre 6, 2011

Ha sido un inicio de campaña al ralentí. Pocos mítines, rápidos y cerca de Madrid. A excepción del traslado por el túnel del tiempo que hizo el PSOE en Sevilla con Alfonso Guerra y Felipe González, ahora todas las energías volcadas en el debate cara a cara. El quinto debate de la historia de la democracia entre unos candidatos a Moncloa. Once elecciones generales y tan sólo cinco debates televisados entre los candidatos a La Moncloa. La cifra evidencia la escasa tradición en nuestro país de los cara a cara y la reticencia histórica de los políticos a enfrentar sus ideas en directo ante una audiencia de millones de espectadores.

Rubalcaba busca evidenciar la ambigüedad de Rajoy

En el PSOE hay casi obsesión con el debate. De hecho más de la mitad de la campaña está planificada en función del cara a cara. Luego volverán al “retorno al pasado” con Felipe y Alfonso, la pareja política de los ochenta, que ahora se observan los verdaderos candidatos deseados por sus bases. Pero antes de ese retorno, desde Ferraz piensan que el debate es la mejor oportunidad para movilizar el voto de los suyos. Alfredo Pérez Rubalcaba ha preparado la cita con un puñado de asesores y un sociólogo de cabecera. Entre los asesores: Elena Valenciano, Oscar López, Antonio Hernando. Y el experto en sondeos, estados de ánimo y puestas en escena: Ignacio Varela, persona de confianza del candidato. No quieren demasiada pelea, nos dicen desde el PSOE. El objetivo de Rubalcaba es “evidenciar que Mariano Rajoy es ambiguo y que nunca concreta”. Una estrategia casi a la contra. Rubalcaba pasará las horas previas del debate en su domicilio, luego se trasladará a la sede de Ferraz para desplazarse hasta el Palacio de Congresos acompañado de su directora de campaña, Elena Valenciano.

A Rajoy le bastará recordar los desastres de los últimos 4 años de Gobierno

Desde el PP nos cuentan que Mariano Rajoy también se está preparando a conciencia el debate. Entre las personas que le han preparado lo papeles: Soraya Sáenz de Santamaría, José  María Lasalle, José Luis Ayllón, y Pedro Arriola, este último haciendo las veces de asesor particular, sociólogo y persona de confianza para el debate. Los populares exhiben tranquilidad antes de la cita, y consideran que lo mejor es contar lo que ha sucedido en España en los últimos cuatro años. Un Gobierno del que ha formado parte Rubalcaba llegando a ser vicepresidente “omnipresente”. Mariano Rajoy también ha preferido la soledad de su domicilio en las horas previas al cara a cara.

Ambos partidos comienzan a preparar ya el post debate. Uno de los asesores populares nos decía que “tan importante es ganar el debate como decir que lo hemos ganado”. En ello se fajaran también ambas formaciones. Un equipo destinado al efecto. Se trata de ganar el debate también en internet, en las redes sociales, y en los medios de comunicación convencionales. Con todo, cuando termine este debate aún quedarán 11 días de campaña en el que pueden pasar muchas cosas.

Juan de Dios Colmenero es Redactor Jefe de Nacional de Onda Cero Radio