Menú Portada
Los puntos cardinales

La teoría Maalouf y Al Jazeera, al servicio de Sion

Enero 25, 2011

Cuando el genial escritor libanés Amin Maalouf escribió “Las Cruzadas vistas por los árabes” nos enseñó una serie de aspectos que sólo alguien educado en esa cultura puede entender. Maalouf llega a una conclusión, acaso una moraleja, como es el hecho de que muchos árabes tengan una formidable capacidad para hacerse daño entre ellos. Eso es lo que la cadena de televisión Al Jazeera ha hecho con la Autoridad Palestina. Desde que Julian Assange destapase a través de Wikileaks algunas miserias de la Diplomacia norteamericana, el denominado mundo occidental sonreía con cierta sorna. La primera potencia descubría sus vergüenzas.

Vergonzantes capitulaciones

 

Pero ahora, con la divulgación de los más de mil seiscientos documentos que abarcan diez años de contactos, entre 2000 y 2010, la televisión qatarí lanza un torpedo a la línea de flotación de cualquier avance en el proceso negociador entre palestinos e israelíes. Lo más grave es que la propia Autoridad Nacional Palestina, con su presidente, Mahmud Abbas, a la cabeza, es quien atesora todo el descrédito. A él y a sus más estrechos colaboradores se les atribuye un nivel de concesiones o, mejor dicho, de capitulación, que difícilmente podrán comprender los palestinos de a pie.

Los documentos sacan a la luz que los hombres de Abbas aceptarían que únicamente regresasen a Palestina cien mil refugiados en un periodo de diez años del total de cinco millones que viven fuera de sus fronteras. Otra de las aceptaciones sería que Israel controlase gran parte de Jerusalén Oriental, así como la permanencia de cien mil colonos judíos que en la actualidad viven en asentamientos ilegales.


Ganan los duros


Como era de esperar, el Gobierno palestino ha negado estas humillantes acusaciones. Para los otros palestinos, los de Gaza, representados por Hamas, lo revelado por Al Jazeera es interpretado como una forma de ponerse de rodillas ante la ocupación sionista. El poderoso e influyente canal de televisión mantiene buenas relaciones con la milicia islámica de Hamás, con el Partido de Dios libanés Hizbullah y con el Gobierno de Siria, mientras no oculta sus diferencias con otros países árabes de los denominados moderados.


Lo ocurrido da munición al ala más radical de la causa palestina y sale a la luz el año en el que se conmemora el vigésimo aniversario de la Conferencia de Paz de Madrid, un largo y costoso viaje a ninguna parte.


Ángel Gonzalo es Redactor Jefe de Internacional de Onda Cero