Menú Portada
Atando cabos

La semana en la que Alfredo dice adiós a Rubalcaba

Julio 3, 2011

Se acerca el momento. De casi todo. Mientras el curso político apunta a su final y el Presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, no para de despedirse, la atención a partir de ahora se centra en el candidato. Esta semana será decisiva. El comienzo de la carrera de “Alfredo” y el final de la etapa Rubalcaba ligado a Zapatero. Aunque esto último se prevé difícil, por no decir imposible. Según fuentes de Moncloa es “muy previsible” que antes del próximo viernes el candidato Alfredo pida definitivamente a Zapatero dejar ” todos” sus cargos en el Gobierno. Todos. Se especulaba con la posibilidad de permanecer, al menos, al frente de la Vicepresidencia. De hecho hay opiniones para todos los gustos y varios miembros del PSOE consideran que el candidato podría perfectamente mantener la portavocía del Ejecutivo, algo que le seguiría otorgando una plataforma privilegiada. La decisión, en cualquier caso, parece tomada. El próximo sábado será proclamado candidato único del PSOE en un Comité Federal especial preparado al efecto, y antes abandonará el Gobierno. La elección definitiva de Rubalcaba obligará a Zapatero a realizar su última remodelación. Será el último Gobierno de la era Zapatero.

Camacho a Interior y Jauregui de Portavoz

El cambio o el nombre de nuevos ministros es algo que siempre le ha gustado mantener a Zapatero con mucha discreción hasta el último momento. Aunque esta sea una crisis de Gobierno especial y un tanto precipitada mantendrá el mismo esquema. Esta misma semana despachara con su majestad el Rey en la Zarzuela, le comunicará el cambio del Ejecutivo, y a continuación nombrará a los nuevos miembros de un Gobierno que durará o cuatro u ocho meses dependiendo de la fecha definitiva de los comicios. O noviembre, o marzo. Salvo sorpresas y dado el tiempo que resta de legislatura el nombre y la relevancia de los nuevos ministros vendrá condicionado no tanto por la gestión de gobierno en pocos meses, como por la preparación de las elecciones. En este caso, y así lo comparten varios miembros de la Ejecutiva del PSOE, lo “lógico es mantener a personas preparadas y que sean de la confianza de Rubalcaba“. Entre estos se sitúan Antonio Camacho, secretario de Estado de Seguridad, número dos de del Ministerio del Interior y persona “capacitada”, según las mismas fuentes, para afrontar el final de legislatura. De igual forma que otro de los “protegidos” de Rubalcaba, Ramón Jauregui. El actual ministro de la Presidencia ha hecho las veces de Portavoz del Gobierno en ausencia del titular. Fue rescatado en su momento por el candidato para formar parte de su equipo y contará con él para su campaña electoral. Ramón Jauregui podrá ser la prolongación de Rubalcaba desde la mesa del Consejo de Ministros. Con Camacho en el Ministerio del Interior y Jauregui en Moncloa, la única incógnita es si José Luis Rodriguez Zapatero querrá seguir contando con un Vicepresidente político para estos últimos meses o reducirá el número de vicepresidencias y simplemente pasará Elena Salgado a ser la número dos del Gobierno, y Manuel Chaves el número tres.

El punto débil del candidato “P punto”

Con todo. La atención del Gobierno y del PSOE se centrará a partir de ahora en el candidato. Alfredo intentará, aunque se torne surrealista, desmarcarse de Rubalcaba y de Zapatero. Ya no será el “presidente bis” e intentará explicar aquello de “una política continuista de cambio” como ya adelantó en el último conclave de su partido. Se centrará en su programa electoral, pero siempre tendrá que usar explicaciones de su pasado reciente. En uno de sus últimos actos de partido proclamó “sé muy bien lo que hacer para crear empleo”. No hará falta buscar lagunas en su discurso. Siempre servirá en bandeja la pregunta: ¿Y por qué no lo haces? ¿Por qué no lo has hecho? Para el empleo o cualquier gestión y programa de Gobierno siempre se podrá hacer la misma pregunta. Es el punto débil del candidato “Afredo P. Rubalcaba” nombre elegido para su primer cartel de candidato. 

Juan de Dios Colmenero es Redactor Jefe de Nacional de Onda Cero Radio