Menú Portada
Atando cabos

La realidad de Escocia frente a la de Cataluña

Octubre 17, 2012

Hace poco pasé varias semanas en Escocia. Intentando conocer a su gente, su historia, sus costumbres, etc… Al margen de quedarme impactado por un país amable y bello, con personas que presumen de su identidad pero sin aspavientos, ni groserías, ni amenazas, lo que más me llamó la atención es comprobar que su Historia, con mayúsculas, nada tiene que ver con la Historia de Inglaterra. Justo y exactamente lo contrario que ocurre entre Cataluña y España. 
Escocia, actualmente con un nacionalismo mucho más fundamentado históricamente que cualquier otro país Europa,  ha sido durante más de 7 siglos un Estado propio. Un estado aliado de Francia y enemigo de Inglaterra que se pasó prácticamente toda la edad media en guerra contra Inglaterra, que sencillamente pretendían invadir militarmente “las tierras del norte”, como luego consiguieron. Luchas, héroes, conquistas. El  Reino de Escocia ha sido Reino durante más tiempo que el Reino Unido. La última reina católica de Escocia fue decapitada por los ingleses y la unión se produjo, después de rocambolescas circunstancias, cuando el rey de Escocia se convirtió en rey de Inglaterra, a inicios del siglo XVII y aun así, se mantuvieron como reinos separados hasta el Acta de Unión de 1707.
Es decir, que si después de todo el proceso actual de negociación, después del referéndum fijado para el 2014, Escocia consigue la independencia, simplemente volverá a retomar el “status” que dejó en el siglo XVIII.

Cataluña, por su parte, en primer lugar nunca fue un Estado. Ni propio, ni no propio. No fue. Cataluña siempre fue parte de España. En la época romana era una provincia de Hispania. En la Edad media añoraban la perdida de la unidad. Durante el condado de Barcelona, por matrimonio y herencia, esos condes se convirtieron en reyes de Aragón. Y Cataluña, unida al Reino de Aragón se unió al reino de Castilla en el siglo XV. En Cataluña gobernaron, por tanto, los Trastámaras castellanos, descendientes de Enrique I.


La Diada o la derrota de un Rey español
Cuando en Cataluña se celebra cada 11 de septiembre la Diada en realidad se está celebrando una derrota en la guerra de sucesión “española” en 1714. Y nunca falta el rito de la ofrenda floral en memoria de Rafael Casanova que era, ni más ni menos, que el jefe de la de la resistencia española en Barcelona contra Felipe V de Borbón y en favor del archiduque Carlos. Casanova no se levantó por la nación catalana sino por la libertad, en ese momento, de toda España.
La Historia, los hechos, y la actitud colocan a cada uno en su sitio. Y Cataluña, en un futuro, podrá ser lo que quiera ser, pero en ningún caso se puede comparar con Escocia.

Juan de Dios Colmenero es Redactor Jefe de Nacional de Onda Cero Radio