Menú Portada
Otras opiniones

La personalización del lujo

Septiembre 20, 2011

Alexander Amosu se ha convertido en el diseñador más demandado de las celebrities internacionales aportando si cabe más glamour a sus ya de por sí lujosos caprichos


Si pensabas que ya habías alcanzado la cúspide de la exclusividad cuando te hiciste con el último bolso edición especial de Louis Vuitton por el que pagaste 20.000€ comprobarás, tras leer este artículo, lo errónea de tu percepción. Igualmente, si creías que tras regalar las famosas botas de cocodrilo de Manolo Blahnik que te costaron 10,000€ y a los pocos meses hacer lo propio con los vaqueros de Escada con cristales Swarovski por los que pagaste 7,000€ ya no había nada con lo que poder sorprender a esa persona amada, no podías estar más equivocado. 

Incluso de hacernos con el bolso Birkin de cocodrilo de Hermes de 87.000€ siempre puede ocurrir que por muy limitado que sea el número de unidades que hayan salido a la venta exista la posibilidad de cruzarse con alguien más que lo tenga. 

Por eso, hoy las personas que buscan solo la máxima exclusividad no dudan en personalizar sus artículos más lujosos por firmas que los hacen todavía más especiales. Así, resulta cada día más frecuente, encontrar a compradores que no contentos con poseer el último modelo de móvil Vertu o el más actual Rolls Phantom deciden invertir más del doble de su coste original en personalizarlos y de esta forma entonces sí poseer un móvil o coche único. Si sus clientes le conocían mucho antes de que consiguiera fama mundial, Amosu se dio a conocer al gran público cuando entró en el libro de los Guinness al confeccionar el traje y la camisa más caros del mundo con precios de 80.000€ y 28.000€ respectivamente. Y si bien el precio es ya más que significativo para distinguir el trabajo de Amosu, más lo es, si cabe, el “paquete” que acompaña a todos sus productos. Así, por ejemplo, los afortunados futuros propietarios de uno de sus trajes tendrán el honor de que Amosu y su sastre vayan en persona a tomarle medidas a cualquier parte del mundo, disfruten un año de los servicios de Cheviot Asset Management y tengan a su disposición un conserje 24 horas al día para ayudarles con todo tipo de gestiones.

Su trabajo no termina en el mundo de la moda ya que este solo ha sido el gran escaparate que le ha dado a conocer mundialmente. Por el contrario, la verdadera especialidad de Amosu es “llenar” de diamantes todo tipo de artículos; especialmente los móviles de las celebrities. Precisamente fue el encargo de un multimillonario ruso el que facilitó a Amosu poder presumir de ser el fabricante del móvil más caro fabricado a la fecha. 

Aunque hoy son sus móviles los productos más demandados, no ha tenido inconveniente en adornar las costuras de sus trajes con diamantes o los botones de sus camisas con todo tipo de piedras precisas. 

Ya bien sea Alexander Amosu, Hermes o cualquier otra marca de lujo la responsable de las personalizaciones más especiales, lo que parece estar cada día más claro es que será la individualización de los productos la que termine definiendo el grado de exclusividad de cada uno de ellos. 

Dionysos 

dionysos@extraconfidencial.com