Menú Portada
Atando cabos

La “paz” de Eguiguren

Abril 25, 2011

En cualquier país democrático de nuestro entorno Jesús Eguiguren hubiera dejado de ser Presidente del Partido Socialista de Euskadi hace ya mucho tiempo. Jesús Eguiguren sigue siendo fiel a sus “principios”. Jesús Eguiguren sigue diciendo que es amigo de los amigos de ETA. Sigue siendo el que pide que los amigos de ETA estén ya en las instituciones democráticas. Sigue pidiendo la legalización de Sortu y reivindicando el pedigrí democrático de Bildu. Jesús Eguiguren sigue pensando que la única forma de alcanzar el fin de terrorismo pasa por sentarse a negociar con unos terroristas cuyo objetivo, después de 40 años de lo que ellos denominan “lucha armada”, es precisamente poder llegar a negociar con el Gobierno de turno.

El problema es que el Presidente de los socialistas vascos sigue pensando y diciendo exactamente lo contrario, al menos de forma aparente, de lo que dice y piensa el Partido Socialista Obrero y Español. Sus declaraciones públicas  respecto a ETA y Batasuna nada tienen que ver con las declaraciones públicas de José Luis Rodríguez Zapatero o del vicepresidente y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. Si existe tanta diferencia de fondo en un asunto tan importante como el terrorismo la pregunta es cómo es posible que Eguiguren siga siendo el máximo dirigente del PSE y siga contando con el respaldo explicito de todo el PSOE y del Gobierno. Sólo hay dos respuestas: o en el fondo no existen tales diferencias. O el doble juego y la doble cara es algo que forma parte de una estrategia diseñada, arraigada y permitida para conseguir dudosos réditos electorales.

Respaldo explícito de Zapatero a Eguiguren

En el último mitin de José Luís Rodríguez Zapatero en el País Vasco. En la celebración socialista de la fiesta de la rosa se produjo algo inédito hasta entonces. El reconocimiento expreso y público del Presidente del Gobierno a Jesús Eguiguren. Hasta ese momento y al lo largo de los años las muestras de apoyo directo de Zapatero hacia la figura del Presidente del PSE habían sido muchas, pero discretas. La mayoría en privado. Pero en esta ocasión todo fue distinto. Parecía como si se lo debiera. Cuenta pendiente saldada de Zapatero ahora que ya ha anunciado su retirada. Lo hizo de forma evidente ante el Gobierno Vasco y toda la Ejecutiva del PSE. Días antes Eguiguren había insistido en la necesidad de llegar a un final negociado con ETA y había dejado clara su postura de legalizar a Sortu y dejar tranquila a la coalición electoral Bildu. Pero el todavía Presidente del Gobierno y secretario general del PSOE dijo ante los miembros de los grupos parlamentarios, alcaldes, ediles y candidatos que asistieron a la fiesta anual de los socialistas vascos que “siempre defenderá a los que han luchado por la paz, Jesús, siempre defenderé a los que luchan por la paz, Jesús”. Todas las miradas se dirigieron Jesús Eguiguren, quien, sentado en la primera fila, agradeció enormemente el gesto y el guiño explicito de Zapatero. Después dejó dicho que para la “paz” él estará siempre disponible, también una vez que abandone Moncloa.

Respaldo de Zapatero a la “paz” de Eguiguren. A la “paz” de la negociación. A la “paz” de la legalización de Batasuna. A la “paz” del reagrupamiento. El Presidente del PSE, Jesús Eguiguren, no deseaba ni desea que su partido gobierne en el País Vasco con el PP. Son muchos los socialistas, dentro y sobre todo fuera de Euskadi, que no deseaban ni desean que Jesús Eguiguren siga siendo el Presidente del PSE. 

Juan de Dios Colmenero, Redactor Jefe de Nacional de Onda Cero.