Menú Portada
Atando cabos

La “otra campaña” de Rubalcaba

Noviembre 16, 2011

Ya no se disimula. Ni en Ferraz, ni en el equipo de campaña del candidato socialista. El objetivo de Alfredo Pérez Rubalcaba es mantener cohesionado al PSOE después de la previsible debacle del 20N. Renunció hace tiempo a poder ganar al PP, renunció luego a intentar que la mayoría de los populares en las urnas no fuera absoluta, y ahora en los últimos días de campaña se trabaja para que el PSOE no se divida en dos o tres partes con intereses diferentes. Tanto que Rubalcaba en sus últimos mítines está pidiendo el voto para un “PSOE fuerte”. Es casi cómo pedir el voto para la oposición. A la desesperada.

El PSOE abre el debate de sucesión interna en plena campaña electoral

El problema es que el PSOE tira piedras contra su propio tejado. Ha ocurrido lo nunca visto en una campaña electoral. Que se abra el debate de la posible sucesión de Rubalcaba cuando todavía no se ha votado. A tres días de la derrota de Rubalcaba que pronostican las encuestas, Carmen Chacón una de sus destacadas dirigentes, líder del PSC y  miembro del todavía Gobierno de Rodríguez Zapatero, se destapa diciendo que “una mujer y catalana puede liderar el PSOE”. Era evidente que Carmen Chacón estaba agazapada esperando su momento. Todos intuíamos que aquella renuncia a “pelear” en unas primarias con Rubalcaba era algo premeditado para poder luego presentarse al Congreso de su partido. Pero lo que no sospechábamos era que ese debate el PSOE lo abriría en plena campaña electoral. Lanzo la primera piedra Chacón, salió rápidamente Manuel Chaves a la contra. El Presidente del PSOE apostó claramente por el actual candidato: “yo creo que tiene que seguir porque merece un margen de confianza y respaldo”

En esta campaña se pide el apoyo para la “otra campaña”, la que tendrá que enfrentarse el PSOE a partir del día 21N, la que desembocará en un Congreso extraordinario del partido previsiblemente el primer fin de semana de febrero.  En ello está Rubalcaba. Al día de hoy, según sus más estrechos colaboradores, Alfredo Pérez Rubalcaba tiene la intención y las “ganas” de seguir al frente del PSOE. Ha repetido en varias ocasiones, cada que se le ha preguntado sobre este asunto, que “mi proyecto es para cuatro años”. Rubalcaba quiere. Otra cosa es que pueda. La barrera sigue estando es esos 125 diputados que obtuvo Almunia en 2000. Mientras se sigue regalando los oídos y sigue recogiendo apoyos para su propio proyecto. En Andalucía, la federación más numerosa del PSOE, ya han tornado sus preferencias. En el mitin de Córdoba le faltó tiempo a José Antonio Griñan para decirle en persona a Rubalcaba que “estaremos contigo antes, durante y después de la campaña electoral”. O las palabras de Juan Alberto Belloch en el mitin de Zaragoza: “Alfredo está sentando las bases del socialismo para el futuro inmediato”. La batalla no es que sea una previsión. Es una evidencia. En el PSOE hace ya tiempo que no piensan en esta campaña, sino en la “otra campaña”. 

Juan de Dios Colmenero es Redactor Jefe de Nacional de Onda Cero Radio