Menú Portada
Otras opiniones

La novia de Feliciano abre un nuevo frente en Miss España

Julio 21, 2010

Es lo que le faltaba a un certamen que está de capa caída, obsoleto y más rancio que nunca. Todos son polémicas. Incluso una última modelo, actual pareja del lenguaraz Dinio García, ha interpuesto una denuncia contra la organización: “Me han hecho la vida imposible, intentaban que sobrepasara mis obligaciones como Miss”, confesó en varios programas de televisión. Ahora, el asunto podría adquirir la misma importancia mediática que la que consiguió Irene López con su cacareado desplante. La protagonista es, obviamente, una mujer. Y también con un futuro posiblemente polémico: Jessica Bueno, novia actual de Feliciano López. Me cuentan que las bases del concurso no permiten que la futura representante de España en el conocido certamen de belleza salga en los medios de comunicación, y menos en las portadas de las principales revistas del colorín. Alegan que de esta forma no se garantizaría la ecuanimidad y objetividad de los miembros del jurado a la hora de entregar los votos en la gala final. Es por eso que Sevilla hierve.
 
Las espadas están alzadas. Nadie entiende que Jessica todavía ostente su título de Miss Sevilla cuando ha sido inmortalizada en todas las publicaciones rosa y analizada hasta la extenuación en todos los programas. Algo que no está ni admitido ni valorado por los responsables de las delegaciones provinciales que, al contrario de lo que se cree, huyen de escándalos para relanzar el concurso. Los que sí parecen estar hartos, enfadados y al borde del llanto son los familiares de las damas de honor. Son ellos, las propias jovenes y algunos periodistas expertos estudian en estos momentos solicitar la revocación del título que recaería en la primera dama de honor, Virginia, desconocida para el gran público pero admirada por algunos diseñadores como Victorio y Luchino. Hablan de injusticia, de lucha continua y hasta de trato de favor. Pero habrá que esperar a comprobar cuál es la decisión que toma la organización. Sobre todo porque está claro que no aguantarían otro embiste mediático. ¿Será el amor el peor enemigo de Jessica Bueno? ¿Romperá sus sueños profesionales el haber iniciado un roneo con el tenista de los ojos claros?

Saúl Ortiz es periodista y novelista