Menú Portada
¡Qué fuerte!

La noticia más esperada

Octubre 21, 2011

Esta es una de las noticias con la que todo periodista ha soñado dar algún día; el fin de la lucha armada de ETA. Bueno, pues ya la tenemos aquí, llegó la gran noticia a bombo y platillo. Aunque no debíamos fiarnos mucho de las palabras de unos asesinos, es cierto que jamás habían hablado así, de manera tan clara, usando palabras tan contundentes como “definitivo” y “firme”. ¿Tenemos que creérnoslo? Hagamos un esfuerzo en ello. ¿Por qué no? Puede que sea verdad y que, una vez conseguidos ciertos objetivos, ya no le vean sentido a ir pegando tiros en la nuca a gente por ahí, sin ton ni son. También puede ser que la banda terrorista esté tan deteriorada, acabada, falta de poder, dinero y gente que no tengan otra salida. Y si encima van a conseguir estar en el Congreso de los Diputados a partir de noviembre pues ya, ¿para que ir pegando tiros o poniendo bombas por ahí? Lo mejor de todo es una de las palabras que usan: “confrontación”. Según el diccionario, esta palabra significa careo entre dos o más personas, ponerse una persona frente a otra y, que sepamos, aquí no ha habido nada de eso.

 Este “conflicto”, palabra que también usan, ha sido cosa de una parte solamente. Como el que le da patadas a una pared, o puñetazos contra un muro, da pero no recibe del otro. ETA está acaba, los gordos están en la cárcel y la carne fresca no es lo que se esperaba así que, mejor abandonar. Eso sí, abandonan pero no piden perdón, ni una pizca de arrepentimiento, ni el más mínimo indicio de remordimiento ni retracción de sus asesinatos. ¿Cuántos muertos nos ha costado la broma? Ahora ya sólo nos queda esperar.

Curiosamente, ayer se produjo al tiempo otra gran noticia; la muerte de Gadafi. Los rebeldes se lo han cargado y se vislumbra una luz de esperanza en la vida de los libios. Ya sólo falta que, en los próximos días aparezcan los niños desaparecidos en Córdoba sanos y salvos y que también apareciera el cuerpo sin vida de Marta del Castillo. Entonces ya sería un día redondo. Para lo de los niños de Córdoba todavía hay esperanza pero, desgraciadamente, la familia de Marta del Castillo lo tiene peor ya que cuatro niñatos se están cachondeando de la justicia y de España entera. Lo increíble de todo esto es que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado no sean capaces de sacar la verdad a estos niñatos emporraos.

Por cierto, una última cosa, casi el 22% de los residentes en España vive por debajo del umbral de riesgo de pobreza. No todo podía ser tan maravilloso hoy.

Rosana Güiza

rosanaguiza@extraconfidencial.com