Menú Portada
¡Qué fuerte!

La minifalda, culpable de los males del mundo

Mayo 26, 2011

La diseñadora londinense Mary Quant, inventora de la minifalda, no debe dar crédito al ver hasta donde puede llegar la estupidez humana. Ella, mujer a la que se le ocurrió quitar centímetros de tela a las faldas para que pudiéramos lucir pierna sin complejos, seguramente jamás hubiera pensado que un alcalde mejicano llamado Evelio, las prohibiría, y menos para evitar los embarazos prematuros de las chicas jóvenes de su pueblo. Ni ella ni nadie lo hubieran imaginado, porque el método anticonceptivo del tal Evelio se las trae. Además, el buen hombre no quiere dejar la medida sólo a nivel local si no que quiere aplicarla en todo el estado para el bien de las jóvenes. Para el señor Evelio, se trata de “una responsabilidad política que tenemos ante los males de la sociedad para que los jóvenes no pierdan valores”. La restricción no queda ahí, va más allá y, además de prohibir la minifalda, también prohibirán Internet para que las jóvenes no se queden embarazadas. Estupenda medida, no vaya a ser que un virus las deje preñadas o el propio ratón, a saber…

Pensamiento prehistórico

A este hombre de Cromagnon, primo del de Neanderthal, no se le ha ocurrido que, tal vez, sería mejor una campaña de educación y concienciación de los jóvenes o una campaña del uso del preservativo en lugar de prohibir el uso de una prenda de vestir. Pero no es el único, no. Ha habido otros prehistóricos que, en su día, también la prohibieron, como un rector de una universidad de por allá a sus alumnas para frenar la escalada de violencia. ¡Ahora lo entiendo todo!: que las mujeres nos pongamos minifalda es el motivo de la violencia en el mundo, de los embarazos no deseados o prematuros y, claros, como no, de que nos violen. Los gobernantes mejicanos deben tener un problema muy serio de contención sexual porque no hacen más que prohibir esta prenda. Otro señor la prohibió entre las funcionarias, además de los escotes y de los pantalones ajustados. Normal, ¡si es que vamos provocando!

También en Italia

De aquí nos vamos a Italia, a un pueblo del sur del país dónde, en noviembre, su alcalde prohibió las minifaldas y los escotes que dejen ver el borde del sujetador y se sancionará la exhibición de la ropa interior con multas de entre 25 y 500 euros, imagino que, dependiendo de lo que enseñes, la cantidad que enseñes y de lo que le gustes o no al que te pone la multa. Espero que no se entere Rubalcaba de esta medida recaudatoria contra la crisis.

Teniendo en cuenta los últimos casos de acoso sexual que han asaltado el panorama político internacional, puede que estos mejicanos lleven razón y seamos las mujeres las culpables de que ellos nos acosen. Como el caso de la camarera y el exdirector del Fondo Monetario Internacional, Strauss-Kahn. Si en lugar de una falda hubiera llevado un pantalón ancho puede que el señor no le hubiese metido mano. O el francés Georges Tron, Secretario de Estado para la Función Pública y alcalde de Draveil, si sus dos empleadas a las que supuestamente acosó sexualmente hubiesen vestido de manera más recatada.

Así que, ahora que llega el buen tiempo, lo siento por algunos pero, ya aviso de que habrá una oleada de minifaldas, piernas al aire, escotes, espaldas libres y ombligos bronceados. ¡Pobres de aquellos que no hayan visto una mujer en su vida!

Rosana Güiza

rosanagüiza@extraconfidencial.com