Menú Portada
¡Qué fuerte!

La Fabrik-a del desnudo fácil

Abril 24, 2015

La discoteca mas grande de España se llama Fabrik y está en Humanes, Madrid. Además de la más grande, es también la más conocida y ahora, con la fama que han tomado sus "fiestas universitarias" parece ser que hay cola para conseguir una entrada para asistir a lo que parece ser la panacea de todas las fiestas. Jóvenes que se pelean por pagar 15€ una vez al mes para asistir a una juerga donde se pone una piscina de plástico en el centro de un escenario y suben chicas que se desnudan al ritmo hortera del reggaeton, normalmente ebrias, a cambio de una botella de champán.


Increíble, ¿verdad? Pero cierto, aunque no se realmente por qué se las llama “universitaria” a unas fiestas en la que dudo que las tres mil personas que asisten vengan de dar clase en la universidad. Alguno habrá, que no digo que no, pero la Universidad es otra cosa muchísimo más seria y no creo que las chicas universitarias sean tan lerdas como para desnudarse a cambio de una botella de alcohol. Pero bueno, independientemente de la procedencia de los jóvenes, sean universitarios o <em>perroflautas, lo que es realmente increíble es que haya chicas que, borrachas perdidas, estén dispuestas a desnudarse a cambio de una copa, que haya empresarios que usen este hecho repugnante como reclamo para hacer negocio y que haya tres mil jóvenes babeando colocados en una pista al ver a una chica quitándose una blusa y un sujetador. 

La mujer como objeto

Por un momento he pensado que quizás estas supuestas universitarias que se despojan de su ropa alegremente y se quedan en pelotas no sean tales estudiantes y en realidad sea un reclamo del empresario para atraer público. Puede que en realidad sean chicas contratadas para eso haciéndose pasar por lo que no son. No se. Ya no se que pensar. Pero ciñéndonos a la información y dejando especulaciones a un lado, todo el hecho en sí es penoso, deleznable e incluso denunciable. Siempre la mujer como objeto y la mujer dejándose siempre utilizar. Este tipo de mujeres son las que tiran por tierra los logros conseguidos por la igualdad de las que son inteligentes y luchadoras. ¿Tienen culpa los padres de tener unas hijas que salen de casa vestidas decentemente, -por llamarlo de alguna manera- y con un bolso enorme para, nada más salir por la puerta, cambiarse de ropa, vestirse en plan zorrón e irse de marcha cuando ellos creen que están durmiendo en casa de una amiga desde las 12 de la noche?

Cómo educamos a nuestros hijos a veces es cuestión de suerte. Crees que lo haces bien y en realidad ellos se reeducan solos entre sus colegas, a través de internet y, desgraciadamente, fijándose en los peores valores que una sociedad puede transmitir. Una pena que empresarios sin escrúpulos como los de Fabrik usen a los jóvenes para enriquecerse de una manera poco ética y menos moral y triste que haya jóvenes que se estén dispuestas a desnudarse en público a cambio de una borrachera.    

Rosana Güiza