Menú Portada
Entre alfileres

La evolución de los flecos

Abril 29, 2015

Grecia, Roma, años 70… ¿qué será lo siguiente? Seguimos viajando en el tiempo y ponemos la mirada en el oeste americano, en los años 20 o a caballo entre de los 60 y los 70. La vuelta a esta última década nos ha deparado más de una sorpresa, a los pantalones de campana hay que añadir ahora los flecos que llegan pisando fuerte. Podemos lucirlos en faldas, vestidos, chaquetas o en bolsos.


Lo bueno que tienen los flecos es que te gusten o no, da igual, quedan estupendos. Y esto está genial, sobre todo teniendo en cuenta que todo lo que se lleva este año queda mal no, lo siguiente.

Para sentirte como una auténtica vaquera solo necesitas, dependiendo de tu estado de ánimo una chaqueta, un vestido, una falda, unos zapatos o un bolso. Los flecos le hacen ascos a pocas cosas y pueden aparecer en las hombreras, los mangas o en la espalda, donde más te guste.

Podríamos hablar de una evolución del estilo boho chic, que es lo mismo que mezclar varios en uno solo. El principal es el hippie y a este le añadimos el grunge, el bohemio, el vintage, el étnico, el folklore y el campestre. Eso sí, ten cuidado al mezclar todos no vayas a parecer un árbol de Navidad.

Combinar flecos es súper fácil

Es tan sencillo que no necesitas hacer nada… Por ejemplo, ¿te gusta el look de vaquera? Para ello solo necesitas un vaquero, con campana recuerda, una camisa blanca y un chaleco marrón con flecos. Si es de esos días fresquitos, podríamos cambiar el chaleco por una cazadora de ante marrón con los flecos en la espalda, a la altura de las escápulas. Una estupenda bota campera en los pies y a disfrutar de la jornada.

El estilo hippie se lograría con un vestido largo, tobillero, con flecos o con un chaleco cortito, también con flecos. Cuanto más sencillo mejor, nada de sobrecargas. Prueba con un vestido blanco y con un chaleco muy llamativo a juego con lo que lleves en los pies. Si el vestido es corto y lo combinas con un collar largo de perlas, parecerás sacada de los felices años 20.

Si te gustan los flecos pero poco, puedes llevarlos exclusivamente en el bolso, con un look muy cómodo y desenfadado conseguido con un short, sandalias de gladiador y camiseta de un solo color. De esta manera llamará la atención el estupendo complemento. También es posible encontrar zapatos o sandalias. No sé. Tú misma.

Por Garbo