Menú Portada
A renglón seguido

La D.G.T. pierde puntos

Julio 24, 2016
fernandez-diaz-maria-segui

En el año de mi expulsión a la vida comenzaron a contabilizarse las víctimas mortales por accidente, que se dejaron los dientes en el asfalto como parte del frío paisaje estadístico con el que aprendimos a convivir. Y ahora que se habían conseguido los mejores datos de descenso en la siniestralidad desde aquel año, el BOE publica el cese de la titular del ente público D.G.T.: la avispada María Seguí. Doña María no segui-rá a la cabeza del organismo por su mala cabeza. No ha habido multa pero sí sanción administrativa de muy grave carácter.

La señora directora tiene abierta una investigación por nepotismo de despacho a favor de su marido. La D.G.T. queda huérfana de la “santa” María. Deja de estar al frente de su Dirección después de cuatro años y pico; días después de que lo efectuara la subdirectora de Formación Vial Marta Carrera, inmersa en otro sucio asunto con tráfico, pero de influencias, en los cursillos para la recuperación de puntos.

El ministro de Interior, primer responsable del organismo público adscrito a su cartera, ha ensalzado la mannífica labor desarrollada por la cesada-dimisionaria. Hace unos días confiaba en su inocencia: mientras no “se demuestre lo contrario”. ¡Hay que ver la fe que tiene J.F.D. en sus subordinados!, quienes se han bajado los pantalones para dejarle, con alguna probabilidad, si se prueba, con el culo al aire al creyente y católico practicante.

El ángel Marcelo ayuda a aparcar al Ministro, y éste, en un innegable ejercicio de opitulación ha ejecutado idéntica acción con la hermana “María” sobre la que continuará el segui-miento hasta el esclarecimiento de los hechos. Ya sólo falta la dimisión del superior del convento: al que le tendrán contento. Como él a nosotros tras las filtraciones de los contenidos de ciertas conversaciones mantenidas en su despacho.

Recaudadores

Al circo del Ministerio le están creciendo los enanos de la deslealtad, quienes han desarrollado, supuestamente, desde su puesto piruetas de, en principio, bajo riesgo para la obtención de altos resultados en beneficio propio y/o ajeno. Practicaban los ejercicios con la cobertura inferior de la red de la impunidad, que les servía de colchón mientras realizaban las aparentemente nada arriesgadas acrobacias laborales.

La D.G.T. ha previsto algo más de 80 millones de desplazamientos por carretera durante le época estival (todo un festival de ingresos para las estaciones de servicio). Lo que no sabremos es si ya daba por descontados los forzosos de Directora y Subdirectora a sus respectivos domicilios a la espera de su jugosa puerta giratoria; bueno… en este caso rotonda giratoria. ¿O no?

Desconozco si habrán sido escoltadas por los abnegados vigilantes-recaudadores <descendientes> del Duque de Ahumada al objeto de ser conducidas a los calabozos de la vergüenza y el sonrojo. Ignoro, por otra parte, si habrán sido desprovistas de alguno de los puntos, y alguna coma que otra, de su carné o bien si se habrá procedido a la retirada de el del partido después de pasar al ostracismo.

Paco de Domingo