Menú Portada
¡Qué fuerte!

La Copa del Rey pitado

Marzo 5, 2015

Vaya por delante que de fútbol entiendo lo justo y necesario y que soy del Real Madrid. Aún así, la imparcialidad de este artículo, aún siendo de opinión y pudiendo por ello tener una tendencia, intentaré justificarla al final. Ya tenemos finalistas para la Copa Del Rey de fútbol y con ello tenemos pitada al himno y al rey aseguradas. F.C. Barcelona y Athletic de Bilbao se enfrentarán en la gran final y sus aficiones están deseando que llegue ese momento para mostrar a España su ideología nacionalista, independientemente de quien gane, ya que son equipos amigos unidos por una ideología, no rivales. Esto es lo que se escribe en las redes sociales sobre la final.

Ambos equipos ya han dejado claro que, además de deporte, también llevan implícita su ideología independentista y han llegado a jugar un partido como si fuesen selecciones nacionales entre dos países. Penoso entonces que estos dos clubs acepten jugar un torneo que lleva el nombre del monarca de un país al que por desgracia pertenecen. Si tanto asco les da su bandera, su himno nacional y su rey, ¿qué hacen disputando esta Copa? Sinceramente, no lo entiendo. Hacerlo sólo para darse el gusto de pitar los símbolos españoles constitucionales es de imbéciles.

Imbecilidad sin límites

Y como la imbecilidad no tiene limites y la maldad tampoco, además quieren que se juegue este partido en la capital de España y en el Bernabéu, con la excusa, según el señor Bartomeu, presidente del Barça, de que les gusta viajar en autobús, porque el estadio es grande y porque es neutral. Se va usted a reír de su madre, señor Bertomeu. El único propósito es pitar y abuchear en casa al rey de España, al himno de España y, en consecuencia, a los españoles, y levantar una Copa para que suene el himno del Barça en el campo del eterno rival, ahí, para restregar.

Al menos así lo deja caer también el propio ex presidente del mismo club, Joan Gaspar, afirmando el gusto que da oír su himno en el campo del Madrid. Llámenlo X pero esto en mi pueblo son ganas de joder. Dicen que un gran estadio debe ofrecerse para que se juegue una final grande como esa. Que incoherencia tan grande teniendo ellos un estadio mas grande todavía y no apreciando, como ya ha quedado mas que demostrado con sus continuas muestras de independentismo y pitadas, este trofeo.

Viene sucediendo cada año que alguno de estos dos equipos llega a la final y hace sólo diez días lo hemos vuelto a vivir en el mismo trofeo pero de baloncesto. Hasta ahora no ha pasado nada pero, dadas las circunstancias, el Consejo Superior de Deportes amenaza con tomar medidas y sancionar si se escuchan pitidos en la final. Pero, ¿a quién sancionará?, ¿a los clubs?, ¿a los aficionados? Difícil tarea. Para mi, la mejor sanción para que esto no se volviera a repetir nunca mas y no tengamos que aguantar esta falta de respeto hacia nosotros, los españoles, sería prohibir que estos equipos participarán en esta competición. ¿Drástica?, sí. ¿Injusta?, quizás. ¿Incoherente?, puede ser. Pero, ¿qué pasaría si fuera al contrario, si el Real Madrid propusiera el Camp Nou para ir allí los madridistas a destrozar su estadio, como ha pasado otras veces, a pitar su himno catalán o vasco y a reírnos de ellos en su cara? Pues eso.

Rosana Güiza