Menú Portada
¡Qué fuerte!

La carrera de obstáculos más difícil de Marta

Julio 14, 2011

Posiblemente la mejor atleta española de la historia, Marta Domínguez, ha sido exculpada del cargo que se le acusaba de suministro de fármaco sin receta. Su imputación por dopaje en relación con la Operación Galgo también fue sobreseída en abril pasado. Por lo tanto, la atleta palentina, queda libre de todo cargo. Ahora, sólo tiene pendiente el de infracción fiscal, aunque es probable que a finales de este mes también sea retirado.

Víctima de escuchas telefónicas, de registros y, lo peor, del juicio paralelo que hace la sociedad, ha tenido que soportar todo esto, además embarazada, y luchar con la tranquilidad del que se sabe inocente pero no le queda otra que confiar en esta justicia tan injusta a veces. El daño ya está hecho, a ella, a su familia, a su entorno y a su carrera deportiva. Por mucho perdón que pidan ahora, faltan minutos de televisión, prensa y radio para paliar todos aquellos que se le dedicaron cuando fue detenida. Ahora, la noticia de la exculpación tendría que ocupar el mismo tiempo en todos los medios de comunicación, pero con una simple mención ha sido suficiente. ¿Y quién debe pedirle perdón? ¿Cómo se restituye ese daño moral y de imagen? ¿Con dinero, con una palmadita en la espalda y un “lo sentimos mucho”? Una investigación llena de inexactitudes que han llevado a Marta Domínguez a lo más oscuro de su carrera, después de tanta gloria. Es muy difícil que Marta pueda ahora restaurar la imagen y credibilidad como atleta y como persona que ha perdido injustamente.

Registro, estado de alarma y filtraciones

Hace poco más de 7 meses que se acusó a Marta de estos delitos, justo cuando España estaba sumida en un caos aéreo que provocó que el Presidente del Gobierno decretara el estado de alarma por el conflicto con los controladores aéreos. Justo en el momento en que la Guardia Civil iba a realizar el registro de su casa, comparecía Zapatero en el Congreso para decretar el estado de alarma porque no sabía cómo arreglar un problema con un colectivo. Alguien filtro la noticia y la casa de Marta se plagó de medios de comunicación, lo que hizo que el caso se convirtiera en una bomba informativa, incluso a nivel internacional. Un espectáculo del que ahora, los responsables se justifican diciendo que se actuó con la mayor discreción posible y que la fecha de la detención fue fijada en función del proceso de investigación. También ahora es necesario que estos responsables, los que han hecho pagar a Marta injustamente y la han marcado de por vida paguen. Es necesario buscar a los responsables del calvario que ha pasado Marta durante estos siete meses para que paguen por ello, ya sea de la Guardia Civil y/o del Ministerio del Interior, incluso los medios de comunicación le deben a explicaciones a Marta.

Marta Domínguez, considerada la mejor atleta española de todos los tiempos, actual campeona mundial de 3.000 metros obstáculos, dos veces campeona de Europa de 5.000 y otras tantas subcampeona mundial, se encuentra en la actualidad voluntariamente apartada del atletismo, tras dar a luz en mayo pasado a su primer hijo, Javier, pero espera regresar a tiempo para participar en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y conseguir así la medalla olímpica que sólo le falta en su palmarés. Ojalá Marta pueda demostrar al mundo quién es y por lo que está ahí, por lo que es la numero uno en el atletismo español, para callar así muchas bocas y demostrar lo que vale a esos que se inventaron una “operación Galgo” chapuza dañando su nombre, el del atletismo y el del deporte español.