Menú Portada

A QUIÉN CORRESPONDA

A QUIÉN CORRESPONDA
No me moverán

Joven en paro o agricultor

Julio 1, 2013

El Presidente Rajoy ha vuelto del Consejo Europeo satisfecho. Dice que se avanza en la construcción de Europa y se ha traído 1.900 millones de euros para combatir el desempleo juvenil ¡Menos es ná! (diría un castizo). Pero comparada con las ayudas a la agricultura española que se trajo el Ministro Arias Cañete (47.000 millones de euros) suenan a poco ¿Que tienen los agricultores que no tengan los jóvenes en desempleo? Muy sencillo, son vitales en las elecciones nacionales de muchos países importantes. Especialmente en Francia. Otras razones como el autoabastecimiento o mantener el equilibrio poblacional en el territorio son secundarias, aunque importantes a largo plazo.

Por tanto, si fuera por resultados, el Ministro de Agricultura debería tener una de las valoraciones más altas del Gabinete o, al menos, una de las menos bajas. La tiene. No es que se salga, pero queda menos mal que el de Hacienda o el de Educación (el farolillo rojo). Es la diferencia entre venir con la bolsa a repartir o pedir recortes ¡Así ya podrías, grandullón! Le debe decir Wert a Arias Cañete.

Parado joven o Agricultor

Se podría decir que hay muchos más agricultores que parados jóvenes; por eso la cifra es mucho menor. Pero no es cierto. Los afiliados a la rama agraria de la Seguridad Social eran 1.075.118 en mayo de este año y de ellos no todos son agricultores pequeños y medianos a los que sería lógico ayudar. Los jóvenes desempleados entre 16 y 25 años en el tercer trimestre de 2012 eran 970.000; aunque este número ha bajado este año ha sido por la emigración hacia el exterior. Si hubiera habido trabajo no se hubieran ido. Las cifras son, más o menos, parecidas y, en consecuencia, las cantidades de ayuda son desproporcionadas. Esta es la razón por la que algunos consideran ridícula la asignación de 1.900 millones para resolver el paro juvenil. Pero aún hay más para criticar este dato.

La PAC (la Política Agraria Común) lleva funcionando desde la creación de la UE y sus mecanismos burocráticos están engrasados. Sus ayudas llegan con regularidad, están tasadas y funcionan con eficacia. Por contra, sobre las ayudas para combatir el desempleo juvenil no hay nada preparado y dada la lentitud de la burocracia europea ¡Dios sabe cuando llegarán y cómo! De momento dicen que son para dos años. Por tanto, hasta finales de éste año, nada de nada. Primero tendrá que ponerlo en marcha Bruselas, luego enviar los fondos a España, entonces se regulará aquí como trasladar estas ayudas y favorecer contratos juveniles; por último se pondrá en funcionamiento, para que, posteriormente, lleguen al empresario que contrate ¡Largo me lo fiáis!

¿Sustituirá un parado joven a un agricultor mayor?

Así que querido parado joven: ¿por qué no se hace campesino? Una de las características de nuestra agricultura es su envejecimiento. Hay estudios que fijan en casi la mitad de la población agraria en edades maduras o avanzadas. Se necesita una renovación generacional.   

El problema es que hoy en día ser agricultor no es sencillo. Se necesitan conocimientos y técnicas avanzadas para sacar provecho al trabajo y la tierra. Habría que formar a unas decenas de miles de ni-nis (ni trabajo, ni estudio) para que fueran los nuevos agricultores. Tierra hay, dinero europeo y trabajo también, faltaría vocación.

J. R. Pin Arboledas, Profesor del IESE, Director del Executive MBA, Madrid