Menú Portada
Mensaje en una botella

José Luis Moreno, de auténtico espeluzno

Junio 26, 2013

La vuelta de José Luis Moreno al frente de una plataforma de canales temáticos de televisión en internet ha causado sensación. De auténtico espeluzno. Como diría Luis María Anson en sus tiempos gloriosos de ABC y La Razón, en medios audiovisuales ha provocado enorme expectación el retorno del ventrílocuo con esta nueva aventura. Como diría Rockefeller, ¡toma Moreno! Como diría Macario, ¡que contento estoy! El productor televisivo promete levantar el ánimo de los espectadores a través de la programación de sus nuevos canales, que transmitirán sensaciones positivas en estos tiempos de crisis. ¡Tiene garra, tiene fuerza, uh, uh, uh!

Pero la inquietud ha cundido entre la población. Se ha hecho patente en los comentarios publicados en los medios de comunicación y en las opiniones vertidas por los ciudadanos a través de las redes sociales. ¿Tragarnos nosotros los programas de Moreno? ¿Nosotros, que renegamos de los desfiles de jovencitas en bragas o mozalbetes en calzoncillos? ¿Nosotros que no podemos soportar los programas en los que sus presentadores están pidiendo a gritos un champú anticaspa como el que anuncia Iker Casillas, que sea capaz de acabar también con los picores propios de la seborrea?

Nosotros no estamos por la labor de ver los programas de José Luis Moreno. Antes, no hace muchos años, los espacios televisivos del ventrílocuo-productor encabezaban la lista de programas con mejor cuota de pantalla. Pero se debía, sin duda, a que los aparatitos que instalan para la medición de audiencias estaban en casa de los vecinos y nunca en nuestra casa. ¡A nosotros van a venirnos con ésas ahora! ¿Que casualmente sabemos cómo eran los programas de Moreno de los que tanto despotricamos? Pues eso: casualidad. Los conocemos de oídas. Los conocemos de pe a pa, pero de oídas.

Escenas de matrimonio

España ha enterrado a Moreno en el olvido. Y con él, a sus programas y a sus muñecos. ¿Quién era Rockefeller, a qué se dedicaba Macario o qué hacía en su tiempo libre Monchito? Nos suenan esos nombres. Pero vagamente. Tampoco tenemos muy claro si uno vestía frac, si otro calzaba boina o si otro tenía voz de pito. Nos suenan de algo, pero no acertamos a tener un recuerdo muy definido de los rasgos de semejantes personajes.

José Luis Moreno se dispone a volver a entrar en los hogares de los españoles y los españoles nos disponemos a repeler el ataque. Pero si repelimos el ataque como de costumbre, corremos el peligro de que el tiempo pueda demostrar que renegamos de Moreno con la boca chica. Y nada más lejos de la realidad, ¿verdad?

No disimule. Ahora ya puede usted ir a contarle a su churri que pronto habrá un nuevo canal en el que ver todas las Escenas de matrimonio juntas y que, enciendan a la hora que enciendan el canal, se encontrarán con el humor chispeante de Pepa y Avelino. ¿Pepa y Avelino? ¿Quiénes son ésos? Que no disimule. No hace falta. Ya ha quedado claro que los aparatitos que instalan para la medición de audiencias siempre están en casa del vecino y no en la suya. De todas formas, vaya  visitar al vecino para asegurarse.

 

Juan Diego Guerrero es director de Noticias Fin De Semana en Onda Cero

Sígueme en Twitter: @juandiguerrero